De cada 10 casos de intoxicación etílica atendido en urgencias, 4 son mujeres

En los servicios de urgencias de hospitales públicos, las principales atenciones realizadas el 25 de diciembre de 2018 y el 1 de enero pasado fueron por problemas de alcohol.
|
Las personas con intoxicación etílica acuden con cuadros de pérdida de la conciencia, dificultad para respirar y aumento en la frecuencia cardíaca. (Novedades Yucatán).
Las personas con intoxicación etílica acuden con cuadros de pérdida de la conciencia, dificultad para respirar y aumento en la frecuencia cardíaca. (Novedades Yucatán).

José Salazar/Novedades Yucatán
MÉRIDA, Yucatán.- En las guardias de los servicios de urgencias de los hospitales públicos de Yucatán, las principales atenciones realizadas en Navidad (25 de diciembre) y Año Nuevo (1 de enero) fueron por problemas relacionados con el consumo excesivo de alcohol.

De acuerdo con especialistas en urgencias médicas consultados, atenciones por abuso de alcohol en diciembre incrementan hasta en un 50 por ciento de lo habitual; cuatro de cada 10 casos se presentaron en mujeres, en quienes el impacto de la intoxicación por alcohol puede ser mayor.

Señalaron que las personas acuden con cuadros de pérdida de la conciencia, dificultad para respirar y aumento en la frecuencia cardíaca (taquicardia) y la mayoría de los casos se trata de jóvenes y adolescentes.

Como se sabe, Yucatán es uno de los estados que mayor índice de alcoholismo presenta, tanto en hombres como en mujeres. En la más reciente estadística epidemiológica, con corte al 22 de diciembre de 2018, se habían contabilizado 10 mil 102 casos de intoxicación aguda por alcohol (9 mil 381 hombres y 721 mujeres), cifra que superó la de 2017, de 8 mil 817 casos.

Especialistas mencionan que los efectos secundarios por el consumo excesivo se dan después de que el alcohol ingresa al torrente sanguíneo y no logra metabolizarse de manera adecuada. La complicación más grave de una intoxicación etílica es la falla renal, que se da cuando el organismo es incapaz de eliminar toxinas alcohólicas a través de los riñones.

La persona intoxicada también puede padecer hipoglucemia (baja de azúcar en la sangre). La tolerancia de cada persona es variable. Puede bastar con dos vasos de bebida embriagante para que tenga distorsiones, lo cual le predispone a sufrir accidentes.

Los índices de alcohol permanecen en la sangre alrededor de seis horas antes de que el organismo pueda desecharlo.

Las autoridades de salud recomiendan abstenerse de consumir bebidas embriagantes, ya que a la larga puede dañar la salud y tener consecuencias mortales.

Mal aliento

El abuso de la comida y bebida en las fiestas decembrinas causan que a principios de año, debido a que se suele relajar la higiene dental, incrementen los casos de caries, padecimiento que deriva en halitosis o mal aliento. “Ocho de cada 10 personas presentan un episodio de halitosis (mal aliento), principalmente por problemas de caries, por falta de higiene.

Comúnmente, los seres humanos presentamos halitosis subjetiva al despertar, se trata de mal aliento producido por personas que al dormir respiran por la boca, o por restos alimenticios que se quedan entre los dientes por las noches. Esto se incrementa por la mala higiene durante periodos vacacionales de diciembre, Semana Santa y verano”, explicó Rodrigo Flores Flores, cirujano maxilofacial.

Agregó que la halitosis objetiva se presenta cuando los interlocutores perciben mal aliento de una persona a una distancia mayor a un metro, en estos casos es fundamental acudir al médico, ya que puede tratarse de un problema de salud grave. “Baja autoestima, aislamiento, temor a enfrentar al público y obsesión, son las principales consecuencias de padecer halitosis, síntoma de enfermedades odontogénicas, gastrointestinales, bucofaríngeas, sinusitis, linfomas o neoplasias”, detalló.