Enfermedades 'orillan' a un joven a quitarse la vida

Su mamá fue quien descubrió el cuerpo... pensó que se trataba de una broma.

|
La trágica historia se presentó en Dzununcán, comisaría ubicada en el sur de Mérida. (Google Maps)
Compartir noticia en twitter
Compartir noticia en facebook
Compartir noticia por whatsapp
Compartir noticia en twitter
Compartir noticia en facebook
Compartir noticia por whatsapp

Adán Escamilla/SIPSE
MÉRIDA, Yuc.- Quién iba a decirle a la señora María A. B. que esta madrugada sería la última vez que hablaría con su hijo Julio, al que nueve horas más tarde encontró sin vida en una de las habitaciones de su casa, en Dzununcán, comisaría de Mérida.

Según se averiguó, al ahora occiso, a pesar de ser tan joven padecía diabetes y cáncer de colon, por lo cual sufría mucho y constantemente comentaba a su familia que no aguantaba los dolores.

Sin embargo siempre se le brindó aliento para seguir adelante, principalmente su madre, doña María, con quien incluso esta madrugada el joven estuvo conviviendo para luego irse a dormir a su habitación.

A las 10 de la mañana de este mismo lunes, la señora, quien hace poco fue operada, entró con mucha dificultad a la habitación para ver a su hijo, pero lo encontró ahorcado con una hamaca.

En un primer momento la mamá pensó que se trataba de una broma, por lo que se acercó a él y comenzó a llamarlo, pero al ver que Julio no reaccionaba intentó reanimarlo, y junto con su hija lograron descolgar el cuerpo. Sin embargo Julio ya había fallecido.

Cargando siguiente noticia