Libre otro sentenciado por asesinato de Elda Zurita Azcorra y de su hija

En este año ya son dos los liberados por este caso; aún hay tres acusados pagando su condena.

|
A menos de dos meses que se cumplan 20 años del famoso asesinato que consternó a Yucatán. (Imagen de internet)
Compartir noticia en twitter
Compartir noticia en facebook
Compartir noticia por whatsapp
Compartir noticia en twitter
Compartir noticia en facebook
Compartir noticia por whatsapp

Novedades Yucatán/MÉRIDA 

Otro de los implicados en el asesinato de la prestamista Elda Zurita Azcorra y su hija, la bailarina Cynthia Sue Ricalde Zurita, sucedido en el barrio de Santiago en 1999, fue liberado del penal luego de promover un amparo contra la sentencia en su contra, el cual procedió ante las autoridades federales.

Se trata de Fernando M. A., hijo de Moisés M.M."Doctor Martillo", quien fue liberado en abril pasado tras cumplir la mayor parte de su sentencia.

En esta ocasión, Fernando salió libre del Centro de Reinserción Social (Cereso) del Estado gracias a un amparo promovido ante magistrados federales, quienes habrían determinado que las pruebas determinantes de la sentencia habrían sido ilegales por la forma en la que en aquel entonces se realizó el arraigo.

El amparo provomido dejó nula la sentencia del Tribunal Superior de Justicia de Yucatán por lo que se procedió a la liberación del inculpado.

Apenas en abril pasado el "Doctor Martillo" había sido liberado luego de que solicitó el beneficio de la libertad anticipada, pues ya había cumplido el 70 por ciento de sus 25 años de condena en el Centro de Reinserción Social (Cereso) del Estado.

El "Doctor Martillo" fue liberado apenas en abril pasado.

Tras la salida del "Doctor Martillo" y Fernando, aún quedan cumpliendo con su condena Manuel M.A. (hijo de "Doctor Martillo") y los nietos, Alejandro M.H. y Luis Fernando M. A., así como el empleado José Manuel J.J.

Famoso crimen

Los hechos ocurrieron la noche del 22 de agosto de 1999 en el famoso predio de la calle 68 con 57 del barrio de Santiago.

Esa noche, estos individuos llegaron a la casa de la señora Zurita Azcorra para tratar de llegar a un arreglo sobre un préstamo que ya se les había vencido y por el que podrían perder sus inmuebles dejados en garantía.

Cuando llegaron a la cita pactada, la señora Zurita estaba sola, pues su hija había salido a pasear con su novio Alejandro Carlos Varela Baeza.

Luego de una discusión, la atacaron y la torturaron para que confiese cuál era la combinación de la caja fuerte, pero la mujer no les reveló nada y por ello la asesinaron a martillazos.

Cuando pretendían huir, escucharon que la puerta principal se abría, de modo que sorprendieron a Cynthia y a su novio, a quienes atacaron igual a martillazos y armas blancas.

Los sujetos huyeron del lugar, pero semanas después fueron detenidos por elementos de la entonces Policía Judicial del Estado en Campeche y Ciudad del Carmen.

Cargando siguiente noticia