Maestros piden a la SEP mecanismos digitales para la entrega de plazas

Existe temor entre el magisterio que tiene derecho a una plaza, ya que su “idoneidad” vence el próximo 31 de mayo y podrían quedarse sin ese derecho
|
Docentes yucatecos se hicieron acreedores a una plaza. (Archivo/Novedades Yucatán)
Docentes yucatecos se hicieron acreedores a una plaza. (Archivo/Novedades Yucatán)

MÉRIDA, Yucatán.- Un grupo de 40 maestros yucatecos de educación básica que salieron idóneos para recibir una plaza magisterial en el actual ciclo escolar, solicitaron a la Secretaría de Educación Pública (SEP) y la Secretaría de Educación del Gobierno del Estado (Segey) utilizar los mecanismos y las herramientas digitales para la entrega oficial de las vacantes definitivas, cuyos procesos se han visto estancados ante la epidemia del coronavirus Covid-19.

Los afectados comentaron que existe temor entre el magisterio que tiene derecho a una plaza, ya que su “idoneidad” vence el próximo 31 de mayo y podrían quedarse sin ese derecho, a pesar de que ya fueron notificados de que son acreedores a una vacante definitiva en el actual proceso de asignación.

Refirieron que los 40 maestros que pertenecen al grupo A y que van del número 256 al 295 en las “listas de ordenamiento”, fueron notificados por las autoridades educativas a asistir a un evento para la entrega de sus plazas a finales de abril pasado, pero días antes a la fecha les cancelaron tal notificación sin avisarles de una nueva fecha.

“Fuimos convocados mediante una llamada y un oficio vía correo electrónico por personal de la Segey para acudir a la entrega de vacantes definitivas correspondientes al proceso de admisión 2019-2020. El evento estaba programado para el martes 21 de abril, a las 11:00 horas, pero el sábado 18 del mismo mes nuevamente fuimos llamados para cancelarnos y no nos dieron una nueva fecha”, comentó una de las afectadas.

La docente refirió que las razones de la suspensión fueron ajenas a los docentes y tampoco fueron muy claras, pues solo se les mencionó que la cancelación se debía a lo que había causado la epidemia del coronavirus.

Recordó que esa ocasión les mencionaron que el 20 de abril recibirían información sobre una nueva fecha que no debería pasar de la misma semana, es decir del 20 al 24 de abril, para hacer el evento, pero el nuevo aviso nunca llegó.