Mal tiempo genera millonarias pérdidas a sector pesquero en Yucatán

En las últimas dos semanas las cooperativas han dejado de ganar 200 millones de pesos por inactividad.
|
En Progreso el mal tiempo generó contratiempos no sólo a los pescadores, sino también a la infraestructura urbana. (Manuel Pool/SIPSE)
En Progreso el mal tiempo generó contratiempos no sólo a los pescadores, sino también a la infraestructura urbana. (Manuel Pool/SIPSE)

Agencias
MÉRIDA, Yuc.-  El sector pesquero de Yucatán acumula pérdidas por más de 200 millones de pesos en las últimas dos semanas, debido al mal tiempo, informó la Federación de Sociedades Cooperativas del Centro-Poniente del Estado.

José Luis Carrillo Galaz, dirigente de la organización, añadió que la situación se complica, pues junto con el frente frío número 12, llegó otro norte más drástico que los anteriores, el cual mantendrá inactiva la actividad varios días más.

"De nueva cuenta habrá otra semana complicada, en especial para unos 12 mil pescadores que forman parte de la flota ribereña y todos calculan que además de ese lapso habrá, por lo menos, otros ocho días sin más condiciones para salir al mar", explicó en entrevista.

De acuerdo con Notimex, Carrillo Galaz hizo un llamado a los pescadores a ser prudentes y no arriesgarse a salir a laborar con este panorama climático adverso, porque las autoridades portuarias ya establecieron el cierre de la navegación marítima.

"Es mejor ser paciente, debido a que se corre el riesgo de sufrir un percance con graves consecuencias, porque el mar está picado y las olas son altas y fuertes y pueden volcar con facilidad una embarcación ribereña", advirtió.

Explicó que la afectación es en general porque no pueden capturar pulpo, mero, langosta, ni ninguna otra especie de escama y mientras los pescadores no venden nada, pues no hay ingresos y sin ellos todo se complica.

Insistió en que la situación es compleja, "porque estamos a menos de un mes de terminar la temporada de captura del pulpo y sólo se han alcanzado un poco más de cuatro mil 500 toneladas de las 11 mil programadas, lo que puede calificarse como un fracaso.