Muere la lechuza apedreada por superstición en Timucuy

No pudo resistir a las lesiones ocasionadas por las pedradas.
|
(SIPSE)
(SIPSE)

MÉRIDA.- Fallece lechuza que fue atacada en Yucatán por ser un "ave de mal agüero." 

Desafortunadamente la lechuza de campanario atacada en la hacienda Subincancab, de Timucuy, no pudo recuperarse de las graves lesiones y murió. 

El Proyecto Santa María informó que al ejemplar se le realizó una necropsia, la cual dio como resultado que se trataba de un ejemplar macho de 400 gr. de peso.

Relató que la causa de muerte fue debido a daños internos producto de las fracturas, sin descartar cambios metabólicos relacionados a miopatía por captura debido a las lesiones. 

"Es una tristeza ver ejemplares tan bellos y majestuosos morir a causa de la falta de educación ambiental, hay mucho trabajo por hacer, muchos niños que educar, y adultos por persuadir", mencionó el organismo ambiental. 

 

La lechuza fue rescatada en Subincancab, en donde las personas del lugar, por superstición y viejas creencias, atacaron a la lechuza (Tyto Alba) a pedradas, lesionándola. Todavía, al verla tirada, le arrojaron agua bendita para protegerse de “los males” de esta especie.

Sin embargo, unos jóvenes evitaron que las agresiones contra el ave continuaran, la rescataron y pidieron el apoyo de Proyecto Santa María, que acudió al lugar para hacerse cargo del ave rapaz nocturna, detectándose las lesiones antes descritas que la mantienen en estado muy delicado. Finalmente el ave falleció recientemente.