|
Compartir noticia en twitter
Compartir noticia en facebook
Compartir noticia por whatsapp
Compartir noticia en twitter
Compartir noticia en facebook
Compartir noticia por whatsapp

Con profundo pesar y con el vivo recuerdo de sus inolvidables actuaciones como decana del afamado grupo femenil Las Maya Internacional, y con una larga trayectoria en la historia de las orquestas sinfónicas de Yucatán, orquestas de operetas y zarzuelas, conjuntos de cámara y de la Orquesta Femenil Copacabana, dedico mi columna de hoy a la notable violinista y polivalente músico Yolanda Canto Pacheco, quien falleció en Mérida, a la edad de 106 años, el pasado 19 de noviembre de 2020. Sus cenizas reposan ya en la Iglesia del Sagrado Corazón, de la colonia Alemán.

A Yolanda la recuerdo en las exclusivas reuniones con purpurados y obispos, ministros y embajadores, o notables artistas nacionales y extranjeros, en la residencia de Judith Pérez Romero y Gonzalo Castaldi, en la Colonia México, donde la melodiosa voz de su afinado violín y los sensuales acentos de su emotivo saxofón dialogaban en intimidad con el inconfundible sonido del piano de su directora musical, entrañable amiga y gentil anfitriona Judith, de gran jerarquía en la música y la trova yucatecas, o en los conciertos  de la Orquesta Sinfónica de Yucatán en el Teatro Peón Contreras, con dirección de Carlos Tello y Antonio Cabrero, donde fue atrilista  en la temporada inaugural 1981-82, o con la orquesta de zarzuelas en la monumental puesta de “Luisa Fernanda” en la plaza de toros Mérida, en 1962. ¡Cómo olvidar el jacarandoso ambiente que levantabacon el inconfundible piano de Judith, las voces de Lía Baeza y Momy Rejón y la batería de Alicia Escalante, en aquella larga temporada en el Salón Montenegro del exclusivo Hotel Regis de la Ciudad de México, en 1967.

Yolanda Candelaria Canto Pacheco nació en la bella ciudad de Izamal, Yucatán, el 1 de febrero de 1914. Su padre, don Antoliano Canto González, la inicia en el aprendizaje de la mandolina, el violín, el saxofón y el banjo, instrumentos que la acompañana lo largo de su vida artística. En Mérida, se inicia como segundo violín del conjunto de la radiodifusora XEMH, al lado de la notable pianista  Judith Pérez Romero ydel recordado violinista Pedro Hoil Calderón, cofundador de la Orquesta Típica Yukalpeténen 1942, el chelista Carlos Marrufo Carrillo y el contrabajo de Manuel Barrera Narváez. En 1944, ingresa como violinista a la Orquesta Típica Yukalpetén, donde permanece dos años, y a la Orquesta Sinfónica de Yucatán -ambas creadas por Daniel Ayala-,de la que forma parte hasta su desintegración en 1950. En 1945, Judith la invita a integrarse al Conjunto Lira de Oro, que durante 18 años ameniza las tertulias dominicales del Salón de Las Columnas del Hotel Mérida. En 1955, es cofundadora de la Orquesta Femenil Copacabana, donde permanece 10 años. Descanse en paz la admirada Yolanda Canto Pacheco.

 

*) Investigador emérito de la ESAY

 

Cargando siguiente noticia