Vecinos de Kimbilá querían velar a la fuerza a su abuelito, sospechoso de Covid

Parientes del fallecido pedían que los dejaran velar el cuerpo, sin embargo, ante la situación de emergencia sanitaria fue llevado directo al panteón
|
Después de tres horas de espera, familiares tuvieron que sepultar el cuerpo. (Novedades Yucatán)
Después de tres horas de espera, familiares tuvieron que sepultar el cuerpo. (Novedades Yucatán)

MÉRIDA, Yucatán.- Momentos de tensión y hasta psicosis vivieron familiares de una persona de la tercera edad de Kimbilá, quien falleció por complicaciones respiratorias en Izamal.

Parientes de dicha persona pretendían velarla en su casa por 24 horas, como es la costumbre, sin embargo, debido a la situación de emergencia sanitaria por el Covid-19 la funeraria que llevó el cadáver de la clínica rural No. 62 de Izamal a Kimbilá se fue directamente al panteón de la localidad para la inhumación, lo que generó la inconformidad de los deudos que se negaban a acatar la disposición de la autoridad en materia de salud.

El médico responsable del consultorio 24/7 había dicho que la persona probablemente se había contagiado de Covid-19, por lo que fue trasladada a la unidad de medicina rural No 62 de Izamal, donde falleció.

El diagnóstico médico siempre fue de presunto caso de Covid-19.

Al final, después de unas tres horas de estar con el cadáver en el panteón de Kimbilá y en espera de una decisión, así como de los documentos necesarios, se llevó a cabo la sepultura del cuerpo.