16 de Julio de 2019

Opinion

Mujeres de altos vuelos

El poder de la pluma

Compartir en Facebook Mujeres de altos vuelosCompartir en Twiiter Mujeres de altos vuelos

En medio de tanta turbulencia política, interna y externa, que afecta a nuestro país, una buena noticia casi pasó desapercibida: la Armada de México presumió a la primera tripulación aérea naval integrada por cuatro mujeres, en un avión que realiza operaciones de ambulancia.

La tripulación del avión King Air 350 la forman las tenientes de corbeta piloto aviador Sofía Teresa Flores Vázquez (comandante) y Susana Vázquez García (copiloto); teniente de corbeta enfermera Lakhrir Singh Ortega, y la cabo mecánica de aviación Leslie Pineda Ortiz. “Las cuatro representan su gran compromiso con México llenas de vocación y entrega”, señaló la Semar.

Han pasado casi 87 años desde que el 20 de noviembre de 1932 la primera mujer mexicana realizara sola un vuelo: Emma Catalina Encinas recibió su licencia de piloto de turismo el 12 de abril de 1932, y desde entonces nadie pudo detener el avance de las mexicanas en la aviación.

Irma Walker Limón fue la primera mexicana en poseer la licencia de piloto aviador comercial, número 220, en 1942. Pero tendrían que pasar 35 años para que en 1975, “Año Internacional de la Mujer”, la piloto aviador (P.A.) Concepción Ivonne Bernard Ruiz fuera la primera mujer en ingresar como piloto a una aerolínea nacional, en Mexicana de Aviación; haciendo pareja con Elena Folch como primer oficial volaron la ruta México-Mérida-San Juan Puerto Rico en un Boeing 727-100 en noviembre de 1976.

En 1989, la P.A. Elizabeth Abadie se convierte en la primera mujer en México en ser comandante de una aeronave de aerolínea comercial y se estrena en el vuelo México-San Luis Potosí-Saltillo. Y el 21 de mayo de 1992, las P.A. Sandra Villafán, como comandante, y Martha Vera, como primer oficial, realizan el primer vuelo en una aerolínea mexicana con tripulación 100 por ciento femenina, en un Metro III de Aerolitoral, en la ruta Monterrey-San Antonio-Monterrey.

El 30 de abril de 1999, Elsa Karmina Cortés Vorrath se convierte en la primera mujer teniente de corbeta piloto aeronaval de la Armada, al graduarse como parte de la XXVI Generación, causando alta el 1 de mayo del mismo año en el Escuadrón Aeronaval de la Primera Zona Naval de Tampico, Tamps. En 2008, la P.A. Martha Cuahonte fue la primera mujer en ocupar el puesto de jefe de Pilotos en México, en la aerolínea Volaris.

En el Ejército mexicano, en el año 2010 se gradúan las primeras cinco oficiales controladoras de vuelo y cuatro mujeres aerologistas, y al año siguiente Andrea Cruz Hernández se convierte en la primera mujer en graduarse como piloto aviador militar de la Fuerza Aérea Mexicana.

Por todo esto, no es menor este nuevo hito en la Marina mexicana, que, junto con la Sedena, ha impulsado de manera constante la participación de la mujer en sus múltiples actividades, para integrar una fuerza –de tierra, mar y aire– con mayores capacidades y diversidad de género.

Estas mujeres de altos vuelos son parte de una generación en donde la equidad es una lucha persistente en la sociedad. ¡Muy bien por ellas!

Anexo “1”

 Otras pioneras en la Marina

 En 1975, una teniente de corbeta del Servicio de Ingenieros de la Armada, geógrafa, fue la primera en embarcarse en el buque oceanográfico “Virgilio Uribe”, en un crucero de investigación científica en el Golfo de México.

En 1982, por vez primera, dos mujeres realizan el Curso Básico de Paracaidismo Militar. En1989, obtiene el grado de contralmirante del Servicio de Sanidad Naval la cirujano dentista Clara Edith Hernández Santiago, convirtiéndose en la primera mujer en lograrlo.

A finales de los noventa, la teniente de corbeta cirujano dentista Karmina Cortés se convierte en la primera mujer piloto aviadora naval.

En 2011 y 2012, se integraron 36 mujeres a las dotaciones de los buques de apoyo logístico ARM Montes Azules BAL-01 y ARM Libertador BAL-02 en los servicios de: medicina, enfermería, electrónica, intendencia, oficinistas, camareras y peluqueras.

En el Crucero de Instrucción Mediterráneo 2011, efectuado por el Buque Escuela Velero “Cuauhtémoc”, por vez primera se sumó a su dotación personal femenino (oficiales, clases y marinería), y en el de Atlántico Norte 2012 participó la primera cadete que eligió la carrera de Cuerpo General, para realizar las actividades inherentes a su formación naval, con ello puede alcanzar el grado de almirante.

¿Hay dudas de su capacidad? 

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name