Sin cambios, el Mundial Juvenil de Tenis

En el calendario de la ITF juniors, la competencia aún no está cancelado, por lo que se mantienen las esperanzas de que se lleve a cabo

|
La edición de este año del torneo juvenil más importante de México sigue en pie. (Archivo/Novedades Yucatán)
La edición de este año del torneo juvenil más importante de México sigue en pie. (Archivo/Novedades Yucatán)

MÉRIDA, Yucatán.- Para Jorge Haro Giffenig, director general del Mundial Juvenil de Tenis, la edición de este año del torneo juvenil más importante de México sigue en pie, aunque está consciente de que no será nada fácil, ya que se deberá hacer una gran cantidad de cambios drásticos para salvaguardar la salud de los tenistas participantes.

El directivo señaló que en el calendario de la ITF juniors (Federación Internacional de Tenis, por sus siglas en inglés), el Mundial Juvenil Yucatán que se celebra en las canchas del Club Campestre aún no está cancelado, por lo que se mantienen las esperanzas de que se lleve a cabo.

“Hemos tenido un año muy complicado, siendo el deporte uno de los más golpeados; sin embargo, en el caso del tenis a nivel mundial se han diseñado planes para regresar a la actividad aunque sea sin afición. De llegarse a celebrar el torneo acá en Yucatán, lo más seguro es que utilicemos los cambios que la ITF impondrá en el US Open y Roland Garros”, apuntó.

Haro Giffenig indicó que la organización del evento dependerá del éxito o fracaso de los torneos internacionales antes mencionado y será hasta agosto cuando se tenga información oficial. Se estaría efectuando la tercera semana de noviembre como ha sido una tradición.

“He pensado en muchos planes, de hecho los patrocinadores me han estado preguntando por el torneo, pero no los podemos poner en marcha porque no sabemos qué pasará en las siguientes semanas. Apenas tengamos ‘luz verde’ y comenzaremos la organización del evento”, explicó.

Por último, añadió que los cambios drásticos se verían reflejados en la presencia de público, así como en la ceremonia de inauguración, aunque también podrían pedir pruebas de los tenistas, que sería lo más complicado, ya que en la justa participan más de 200 personas de diferentes lados del mundo.