CFE 'mide' consumo de establecimientos cerrados

Empleados de la paraestatal empezaron a tomar el registro de energía en comercios que no están operando en Mérida; empresarios temen pagar por electricidad que no han utilizado
|
La CFE realiza la medición del consumo de energía, aun en los negocios cerrados. (Adán Kent/Novedades Yucatán)
La CFE realiza la medición del consumo de energía, aun en los negocios cerrados. (Adán Kent/Novedades Yucatán)

MÉRIDA, Yucatán.- En plena contingencia sanitaria, trabajadores de la Comisión Federal de Electricidad (CFE) empezaron a tomar la medida del consumo en los establecimientos comerciales cerrados de Mérida, pese a que la mayoría de los locales tiene sus medidores en el interior, por lo que se prevé que a muchos se les cobrará con base en el promedio de las tres últimas lecturas o del mismo periodo del año pasado, cuando sí estuvieron en funciones.

Desde el pasado jueves, se observó a cuadrillas de la CFE que asistieron a los comercios ubicados en el primer cuadro de la capital yucateca para tomar la lectura del consumo de energía, mismos que ya superan los 30 días de cierre, dependiendo del giro de actividades en la que se desarrollan.

El presidente local del Consejo Coordinador Empresarial (CCE), Michel Salum Francis, advirtió que la CFE podría empezar a facturar un consumo estimado en mayo, debido a que notificaron que pasarán a tomar la lectura en los negocios o predios en los primeros tres días del mes para elaborar el recibo correspondiente al período de consumo actual, pero los establecimientos están cerrados y los medidores al interior de los predios.

El también dirigente de la Cámara Nacional de Comercio, Servicios y Turismo de Mérida (Canacome), consideró que la acción por parte de la CFE deja claro que no está dispuesta a apoyar a los comerciantes y empresarios.

“Porque no toma en cuenta que, por instrucciones de las propias autoridades, hay negocios cerrados y el personal fue retirado a sus hogares. Aún así pretende que haya personas esperando a que se realice la lectura, lo cual contraindica las acciones de movilidad social implementadas por el Gobierno del Estado y el propio Federal para evitar más contagios de coronavirus”, sostuvo.

Salum Francis acusó que esta medida de la empresa del Gobierno Federal proveedora de la energía eléctrica puede afectar a muchos empresarios, debido a que sus negocios están cerrados y los medidores se encuentran al interior de los establecimientos, situación que puede ser el pretexto para cobrar con base en el promedio de las tres últimas lecturas o del mismo periodo del año pasado.