Las obras de construcción no se entregarán a tiempo por seguridad de trabajadores

Las nuevas medidas de distanciamiento social y sanitización les llevarán más tiempo a las empresas; menos mano de obra.
|
Las empresas del ramo tendrán que tomar medidas extraordinarias para volver a la actividad: escalonar a trabajadores e instalar filtros sanitarios. (José Acosta/Novedades Yucatán)
Las empresas del ramo tendrán que tomar medidas extraordinarias para volver a la actividad: escalonar a trabajadores e instalar filtros sanitarios. (José Acosta/Novedades Yucatán)

MÉRIDA, Yucatán.- Las nuevas medidas de higiene que se aplicarán para el regreso a la actividad de la industria de la construcción implicarán que las obras no se entreguen en los tiempos estipulados.

La baja en el rendimiento no solo se dará por la presencia de menor cantidad de trabajadores debido a los horarios escalonados, sino también a los periodos que se darán para que los empleados tomen para aplicar las medidas de higiene como lavado de manos o ajustes en el equipo de protección, estimó la Cámara Mexicana de la Industria de la Construcción (CMIC).

La dirigencia nacional de la CMIC precisó que este sector empezará a preparar su camino a la reactivación a partir del próximo lunes, pero también cambiarán muchos aspectos en esta rama de la economía, entre ellas los tiempos en que se completan las obras, principalmente por el cambio de plantillas de trabajadores y porque la gente que va a estar sometida al cumplimiento de un protocolo de medidas de higiene y de salud.

“No van a cumplirse posiblemente en los programas de Gobierno los tiempos de entrega, porque se van a reducir las plantillas de trabajadores y su rendimiento. Tenemos que demostrar que cambió el procedimiento constructivo, nos va a llevar a que no puede ser el mismo costo ni al mismo tiempo”, explicó el organismo cameral.

Además, los procesos de capacitación en cuanto a medidas de prevención e higiene en la obra les llevarán parte de su jornada laboral, sumados a las medidas para mantener la distancia entre los propios empleados. Por su parte, el presidente de la delegación Yucatán de la CMIC, Raúl Aguilar Baqueiro, consideró que para el sector en la entidad y la región es de gran importancia la incorporación de la construcción, minería y fabricación de equipo de transporte a la lista de actividades esenciales.

“Esto tiene como consecuencia inmediata la puesta en marcha de un proceso de apertura gradual, progresiva y escalonada de todos los centros de trabajo orientados a la industria de la construcción; apuntó.

En entrevista, el dirigente empresarial adelantó que por acuerdo con el Gobierno estatal se determinó que las actividades se retomen en campo hasta el día 1 de junio, “pero nosotros ya estamos enfocados en llevar a cabo reuniones de planeación y capacitación para implementar todos los protocolos de higiene y salud necesarios que nos permitan garantizar que los centros de trabajo sean lugares seguros tanto para los obreros como para el personal administrativo, cadenas de suministro, visitantes y para la ciudadanía en general”.

Aguilar Baqueiro apuntó que como parte del proceso de regreso a las labores, se contempla la readecuación de espacios y procesos productivos para inhibir al máximo los potenciales riesgos de contagio y una estricta política de filtros de ingreso, sanitización e higiene del espacio laboral.

“Creemos que es una decisión adecuada, que permitirá que entren en funcionamiento los sectores productivos que más pueden potencializar el proceso de reactivación económica que tanto se requiere en nuestro Estado, ante el sombrío panorama de pérdida de empleos que estamos enfrentando debido a la pandemia”, abundó.

Indicó que el sector formal y organizado de la construcción ratifica su disposición para trabajar de la mano con las autoridades y acatar las disposiciones y mejores prácticas emitidas por ellos, que permitan proporcionar la máxima seguridad a todos los trabajadores de la industria y de su cadena de valor.