Los trabajos de construcción del tren maya durarán tres años

Las obras del tramo 3, de Calkiní a Izamal, comenzarán el próximo lunes 25.
|
Los trabajos para la construcción del tramo 3 del tren maya tendrán una duración de tres años.
Los trabajos para la construcción del tramo 3 del tren maya tendrán una duración de tres años.

MÉRIDA, Yucatán.- Los trabajos para la construcción del tramo 3 del tren maya, que comprende de Calkiní, Campeche a Izamal, Yucatán, cuya empresa ganadora de la licitación se dio a conocer el pasado viernes, tendrán una duración de tres años, declaró ayer el coordinador del proyecto del Gobierno federal en la entidad, Aarón Rosado Castillo, quien confirmó que la obra arrancará el próximo lunes 25.

Agregó que ante la contingencia por el coronavirus hasta el momento no se ha confirmado la presencia del presidente Andrés Manuel López Obrador para el banderazo de inicio de los trabajos.

“El Presidente piensa que será un evento muy cerrado y sencillo para evitar aglomeraciones. Será un acto con máximo 50 personas como él pidió, porque todavía estaremos en cierto marco de riesgo. Serán eventos cerrados, muy simbólicos, con el objetivo de echar andar los trabajos en los tramos y generar la reactivación económica que requiere el país. Los eventos se realizarán con todos los protocolos de seguridad en la salud. Los cuatro tramos del tren maya inician obra este mes de mayo”.

Aarón Rosado agregó que están realizando un trabajo coordinado con el Gobierno del Estado y con los municipios, en tanto que expuso que las obras del tramo 3 del tren maya se desarrollarán durante los próximos tres años, en los que se invertirán 10 mil 192 millones 938 mil 694.58 pesos.

Respecto del inicio de las obras, dijo que “es importante resaltar que existe un protocolo especial de seguridad en salud. Las personas que iniciarán los trabajos contarán con una bitácora de salud, se les checará la temperatura, entre otras medidas instruidas por la Secretaría de salud y la Secretaría del Trabajo, con el objetivo de no afectar a los habitantes locales cercanos a los frentes de obra”.

El objetivo, dijo, es hacer este inicio de trabajos a la brevedad para reactivar la economía y generar empleo.

“Toda la península ha sido muy afectada por el coronavirus, la intención es generar 80 mil empleos de aquí a diciembre. Es importante comentar que el trabajo en las obras se iniciará poco a poco con el objetivo de tomar un ritmo más rápido en los próximos meses”. 

Los trabajos van de Calkiní, Campeche, a Izamal, Yucatán.