|
La afluencia de personas se ha mantenido en las 11 sucursales del Monte de Piedad. (Novedades Yucatán)
Compartir noticia en twitter
Compartir noticia en facebook
Compartir noticia por whatsapp
Compartir noticia en twitter
Compartir noticia en facebook
Compartir noticia por whatsapp

MÉRIDA, Yuc.- A pesar de que los gastos por el regreso a clases disminuyeron con la modalidad a distancia ante la pandemia de coronavirus, trabajadores del Nacional Monte de Piedad en Yucatán (NMP) aseguraron que la afluencia de personas se ha mantenido en las 11 sucursales, donde se ha observado un incremento pero en la actividad de desempeños

Javier Méndez Tamayo, secretario general del Sindicato de Trabajadores del Nacional Monte de Piedad (STNMP) en su sección 13, comentó que ante esta demanda, el personal sindicalizado continúa con el servicio a los clientes, lo que ha permitido que no se saturen las operaciones en las sucursales. 

Relató que aunque se tienen en resguardo a los trabajadores en situación de riesgo por la pandemia, los empleados activos aplican todas las medidas de prevención e higiene, como la aplicación del gel antibacterial y los tapetes sanitizantes para dar servicio al cliente. 

De hecho, indicó que entre un 25 y 30 por ciento de los trabajadores en situación de riesgo se mantienen en resguardo en sus casas y el 70 por ciento restante son los que se mantienen a flote en las 11 sucursales. 

“Hemos notado una buena afluencia en cuanto a lo que es el desempeño, quiero recordarles que también damos el servicio de refrendos, así como el de ventas, cuyas áreas ya están abiertas al público en general”, aseveró.

Méndez Tamayo consideró que el hecho de que muchos alumnos no acudan a clases presenciales por la pandemia del coronavirus podría haber ayudado para que la actividad de empeño no sea tan alta, como sucedía en los años anteriores con los gastos de regreso a clases y las fiestas patrias, que ocasionaban que los pignorantes empeñaran sus prendas. 

“Los gastos escolares han bajado y ha habido descuentos en escuelas de hasta del 50 por ciento en las inscripciones, eso ha hecho que la gente aguante un poco más en la actividad de los empeños para obtener ingresos extra”, compartió.

Y agregó que tradicionalmente y hasta antes del Covid-19, las fechas en las que se tenía mayor actividad de empeño era en el período de regreso a clases, después de las vacaciones de Semana Santa y durante el inicio de un nuevo año, cuando la cuesta de enero “agobiaba” a las personas y se tenía un repunte en estos préstamos. 

Hay que recordar que, de acuerdo a la gerencia regional del Nacional Monte de Piedad en el Estado, hasta el pasado 7 de septiembre se habían realizado 131 mil trámites de empeño, cifra que se consideraba en los rangos similares de otros años.  

En su momento, Ignacio Flores Cadena, gerente regional sur de la institución, informó que a pesar de los aprietos económicos que se viven en estos momentos por la presencia del coronavirus, los yucatecos han cumplido con pagar a tiempo sus préstamos, pues el 50 por ciento de su afluencia es para refrendar y retirar sus prendas, mientras que la otra parte es para empeñar.

 

Cargando siguiente noticia