Se extiende Ley Seca por segunda ocasión en Yucatán hasta el 1 de junio

Se busca proteger a la población del Covid-19 en esta Fase 3
|
Se trata de una medida de prevención y contención del coronavirus. (Archivo/Sipse)
Se trata de una medida de prevención y contención del coronavirus. (Archivo/Sipse)

MÉRIDA, Yuc.- De nueva cuenta el Gobierno del Estado decretó una extensión de Ley Seca y ahora hasta el 1 de junio, la cual sería la segunda durante la presente pandemia, debido a que nos encontramos en Fase 3 de contagios de Covid-19.

Este jueves se informó que a partir del próximo 1 de junio se levantará la Ley Seca en Yucatán, por lo que se reanudará la comercialización de bebidas alcohólicas, pero bajo un esquema de modalidades que se darán a conocer antes de la fecha en la que entre en vigor.

Mediante el decreto 217/2020 publicado este jueves en la edición vespertina del Diario Oficial del Estado, el Gobierno estatal señaló que la suspensión de la venta de este tipo de bebidas en todo el territorio yucateco estará vigente hasta el 31 de mayo, como medida para evitar la violencia doméstica, especialmente contra las mujeres y el abuso de niños, debido al aislamiento social por la pandemia del Coronavirus.

Con esta disposición también se reducen las posibilidades de contagio de este virus, sobre todo en las próximas semanas en las que se estima que Yucatán tenga los picos más altos de pacientes que contraigan Coronavirus.

Hay que recordar que la Ley Seca se implementó en el estado como medida para evitar la violencia doméstica, especialmente contra las mujeres y el abuso de niños, debido al aislamiento social por la pandemia del Coronavirus.

Menos violencia

El Centro Estatal de Información sobre Seguridad Pública reportó que, posterior a la aplicación de la Ley Seca y hasta la fecha, las llamadas relacionadas con la violencia de pareja disminuyeron el 52.3% y las que tienen que ver con violencia familiar registraron una reducción del 45.2% en comparación con las que se realizaron antes del establecimiento de esta disposición.

De igual forma, el reporte señala que disminuyeron las llamadas que denunciaban violencia contra la mujer en un 39.8% y en un 58.2% se redujeron las que tenían que ver con suicidios.

En este mismo período, también descendieron en un 39.4% las llamadas relacionadas con las amenazas de suicidio y un 49.6% las vinculadas con otros actos contra la familia.