|
La profesora explicó que los estudiantes llevan su computadora o un teléfono inteligente para hacer su investigación o envíos de tareas. (Novedades Yucatán)
La profesora explicó que los estudiantes llevan su computadora o un teléfono inteligente para hacer su investigación o envíos de tareas. (Novedades Yucatán)

MÉRIDA, Yuc.- Cerca de 30 niños y jóvenes llegaron a casa de la maestra Angy Cuevas Ceballos para utilizar el internet o recibir asesorías este lunes, en el primer día en el que habilitó el porche de su casa para que alumnos de los diferentes niveles educativos pudieran tener acceso a la red y un apoyo para aclarar sus dudas sin costo.

Esta madre de cinco hijos, cuatro de ellos en edad escolar, desde primaria hasta universidad, tomó la decisión de ofrecer un espacio en su casa para que estudiantes pudieran consultar información para realizar sus tareas y en caso de requerirlo recibir un apoyo para hacerlas, porque al ser clases virtuales existen muchas dudas de los temas.

Precisó que esta idea surgió por la inquietud de los padres de familia del fraccionamiento Villas de Oriente en Kanasín, porque iban a iniciar las clases y sus hijos no cuentan con internet en su casa, para descargar archivos e información, así como para enviarlas y el crédito que le ponen al celular se acaba rápido.

“Les comente que podría habilitar un espacio de mi casa para que vengan a hacer las tareas y la respuesta de los vecinos no se hizo esperar, comenzaron a traer mesas, sillas, pizarrones, por lo que ellos en gran parte hicieron posible esto también; los papás están contentos y tranquilos porque sus hijos tienen un sitio donde acudir sin tener que gastar”, indicó.

La profesora explicó que los estudiantes llevan su computadora o un teléfono inteligente para hacer su investigación o envíos de tareas, pero en caso de no contar con uno pueden acudir y la maestra les presta su celular para que puedan hacer lo que requieren.

“Mi casa está disponible de 8 de la mañana a 7 de la noche, disponen de una hora para hacer consultas, para darle oportunidad a otros estudiantes. Por las tardes, de 4 a 7 se brinda asesoría de cualquier materia para niños de primaria hasta jóvenes de preparatoria”, detalló.

Por ser el primer día, continuó, vinieron más de 12 personas para utilizar el internet y 15 para apoyo, por el momento se cuenta con el respaldo de tres maestros más, además de un pedagogo y un profesor de inglés.

Cuevas Ceballos invitó a más personas o sobre todos maestros a que se sumen a la causa apoyando a los estudiantes que no tengan y no puedan acceder al servicio de internet, por lo pronto recibió la noticia de que existe el interés de personas de los fraccionamientos de las Américas y Caucel de implementar la misma estrategia para apoyar a la comunidad.

Además de esta labor, desde el pasado 23 de marzo, Angy Cuevas cocina y entrega a diario 360 almuerzos a personas que lo necesitan del rumbo. 

Esta ayuda la brinda por el apoyo que la misma gente de diversos rumbos de la ciudad le hace llegar para que pueda continuar esta labor por lo que si desean donar pueden marcar al 9994 125282.