|
Muchas empresas realizan promociones para continuar con las ventas y llegar a los comensales que están en casa. (Archivo/Sipse)
Muchas empresas realizan promociones para continuar con las ventas y llegar a los comensales que están en casa. (Archivo/Sipse)

MÉRIDA, Yuc.- Al descender las ventas en los restaurantes en más de 60 por ciento, los servicios a domicilio registraron un incremento exponencial en solicitudes.

Esto permite que ese sector no decaiga en su intención por mantenerse y no ajustar su plantilla laboral, incluso, algunas cadenas ya lanzaron bonos de promoción que podrán cobrarse cuando pase la cuarentena, como le llaman los corredores de las bolsas de valores: Inversión a futuro. 

En su afán por no detener ese importante sector productivo del Estado, algunas empresas mediante sus redes sociales anunciaron la venta de abonos a sus clientes frecuentes, los que se podrán consumir más adelante, después de superar la contingencia por el Covid-19.

Los bonos no son otra cosa que comprar cierta cantidad de producto, por ejemplo, una cadena de pizzas de marca local anunció este mecanismo de compras adelantadas de estos vales con un costo de 200 pesos, que permitirá que en un futuro cercano puedan adquirir una de sus especialidades con valor de 260 pesos.

Las empresas detallaron que la intención es que con la compra de los bonos los restaurantes tengan liquidez en estos momentos para no cerrar negocios y ni recortar personal.

Además de esta estrategia a la que muchos comensales en redes sociales ya empezaron a sumarse, la venta de comida a domicilio también cuaja ante la adversidad.

Para incrementar las ventas a domicilio, propuesta que hizo desde los primeros días de la contingencia la Cámara Nacional de la Industria Restaurantera y Alimentos Condimentados (Canirac), las plataformas electrónicas ofrecieron apoyos como pagos semanales y no quincenales a las empresas afiliadas, además del cobro del cero por ciento de comisión por este servicio a los pequeños restaurantes. 

Muchas empresas realizan promociones para continuar con las ventas y llegar a los comensales que están en casa y no pueden salir por la contingencia.