Confunden a cazadores con sicarios en Dzidzantún y los arrestan

Portaban rifles deportivos y violaron cuarentena para cazar venado
|
Los agentes policiacos hallaron dos estuches que contenían rifles con diversos aditamentos. (Foto: contexto Internet)
Los agentes policiacos hallaron dos estuches que contenían rifles con diversos aditamentos. (Foto: contexto Internet)

MÉRIDA, Yuc.- Elementos de la Policía Municipal de Dzidzantún detuvieron la madrugada de este sábado a dos meridanos que portaban rifles deportivos con mira telescópica, por lo que primero pensaron que eran sicarios con armas de alto poder, pero resultó que iban a cazar venados en montes de ese municipio.

Incluso, al lugar del arresto llegaron unidades de la Secretaría de Seguridad Pública (SSP), que verificaron que eran armas deportivas y los dos sujetos tenían los permisos de la Secretaría de la Defensa Nacional (Sedena) para portarlas. 

Por ello, fueron liberados y se les ordenó que regresaran a Mérida, ya que si los volvían a ver por el lugar los detendrían por violar el aislamiento social decretado por la pandemia del Covid-19. 

En los primeros minutos de este sábado, elementos de la Policía Municipal de Dzidzantún destacamentados en el puesto de control sanitario en la carretera Dzidzantún-Cansahcab detectaron una combi, cuyos tripulantes estaban en el asiento delantero del vehículo. 

Les marcaron el alto y al pedirles que se identificaran se dieron cuenta de que son residentes de Mérida, de modo que los cuestionaron sobre su estancia en el lugar. 

Los dos ocupantes cayeron en contradicciones y eso llevó a los uniformados a hacer una revisión en el vehículo. 

Los agentes policiacos hallaron dos estuches que contenían rifles con diversos aditamentos, incluyendo miras telescópicas, de modo que pensaron que se trataba de sicarios y pidieron apoyo a la SSP. 

Al lugar arribaron agentes de la SSP, que interrogaron a los dos sospechosos, quienes admitieron ser cazadores y exhibieron permisos de la Sedena para portar los rifles deportivos que llevaban. 

Finalmente, fueron liberados y se les ordenó regresar a Mérida, ya que lo contrario serían arrestados por violar la cuarentena por Covid-19.