Violencia laboral hacia mujeres en Yucatán es recurrente: STPS

Lanzan protocolo para erradicar estas conductas en centros de trabajo
|
La Ley Federal del Trabajo obliga a los patrones a adoptar un protocolo para atender los casos de violencia laboral.  (Archivo/Sipse)
La Ley Federal del Trabajo obliga a los patrones a adoptar un protocolo para atender los casos de violencia laboral. (Archivo/Sipse)

MÉRIDA, Yuc.- En Yucatán, tres de cada diez mujeres han sido víctimas de violencia en el trabajo de manera repetitiva, una conducta que es recurrente en los centros laborales, indicó la Secretaría del Trabajo y Previsión Social (STPS).

Tomando en cuenta el número de mujeres ocupadas en la entidad, la cifra de las que han padecido de violencia laboral asciende a cerca de 125 mil. 

En este contexto, la Ley General de Acceso de las Mujeres a una Vida Libre de Violencia define en su artículo 102: “La violencia laboral se ejerce por las personas que tienen un vínculo laboral, independientemente de la relación jerárquica, consistente en un acto o una omisión en abuso de poder que daña la autoestima, salud, integridad, libertad y seguridad de la víctima”.

Especialistas en temas laborales señalan que la Ley Federal del Trabajo (LFT) obliga a los patrones a adoptar un protocolo para atender los casos de violencia laboral. 

Sin embargo, las áreas de Recursos Humanos no cuentan con una guía clara de cómo atender estos casos y las mujeres no saben a quién acudir.

La LFT contempla multas de hasta 434 mil 400 pesos para los patrones que toleren la violencia laboral y el acoso y hostigamiento sexual en las empresas.

Protocolo

Ante este panorama, la dependencia presentó la semana pasada el “Protocolo para prevenir, atender y erradicar la violencia laboral”, un instrumento gratuito para las empresas y que también servirá como guía para la Procuraduría Federal de la Defensa del Trabajo (Profedet).

Esta herramienta es paralela a las acciones jurídicas por las vías civil y penal para atender la violencia en los centros de trabajo.

Las empresas que adopten este protocolo están obligadas a cumplirlo, pues la autoridad laboral realizará una evaluación cada seis meses.

De acuerdo con la STPS, este protocolo está apegado a la realidad laboral del país y es posible adaptarlo tanto a pequeñas empresas como a los corporativos más grandes, por lo que invitó a todos los empleadores a implementarlo.

“Este documento fue diseñado bajo los principios rectores de dignidad y defensa de la persona, ambiente saludable y armonioso, igualdad de oportunidades, confidencialidad, debida diligencia y no discriminación”, señaló la STPS. 

Finalmente, indicó para que el protocolo cumpla su objetivo, primero debe difundirse entre todos los trabajadores y, posteriormente, capacitar a los actores que se encargarán de hacerlo cumplir.