|
Tras la muerte de José Jaime, la familia pidió que se realice la autopsia al cuerpo del agrónomo. (Novedades Yucatán)
Compartir noticia en twitter
Compartir noticia en facebook
Compartir noticia por whatsapp
Compartir noticia en twitter
Compartir noticia en facebook
Compartir noticia por whatsapp

MÉRIDA, Yuc.- La muerte de un agrónomo en Santa Gertrudis Copó levantó sospechas en su familia, que no se quedó conforme con el primer reporte de los paramédicos, quienes señalaron que había fallecido por un infarto.

Sobre este caso, los parientes aseguran que fue un asesinato, por lo que pidieron que se realice la autopsia de rigor para conocer la verdad. 

Lee: Yucatán: Encuentran muerto a un velador al norte de Mérida

Como informamos, José Jaime “N”, de 57 años, trabajaba como velador en una empresa de canteras, ubicada en la calle 23 de dicha comisaría meridana, y todos los días era relevado por su compañero Carmelo, pero este viernes ya no volvió a su casa, pues cuando llegaron para que pudiera irse a descansar con su familia lo encontraron muerto en su hamaca. 

Carmelo contó que cuando entró a la caseta vio a José Jaime acostado, lo que llamó su atención, porque él siempre estaba listo esperándolo y cuando se acostaba no se dormía profundamente, lo hacía únicamente para descansar un poco.

Así que comenzó a platicar con el hoy occiso, pero como parecía no hacerle caso, se acercó a la hamaca para bromear con él, pero vio que de su boca salía espuma, fue entonces cuando se asustó y llamó al 911.

Cuando los paramédicos llegaron al lugar ya era demasiado tarde para intentar revivirlo, pues al parecer llevaba varias horas muerto de un infarto.

Familia inconforme con primer reporte de paramédicos

Tras la muerte de José Jaime, la familia no quedó conforme con ese diagnóstico y pidió que se realice la autopsia al cuerpo del agrónomo velador para saber qué fue lo que realmente le pasó. 

Algunos vecinos señalaron que a ese lugar llegaban automóviles de lujo a altas horas de la noche, aunque no pueden asegurar la razón, pero sospechan que no era para “nada bueno”.

Cargando siguiente noticia