|

En un día del mes Zac del año 906 dC,los arquitectos reales recién finalizabanlas labores de remodelación del Palacio Real o Cuadrángulo de las Monjas de Uxmal. Esta magna obra arquitectónica es producto del desmantelamiento de un edifico ubicado en el costado sur para dar lugar al arco de acceso oficial hacia el interior patio del Cuadrángulo.

En el edificio norte los constructoresdesmantelaron la fachada de un viejo palacio y forraron los muros con otro recubrimiento. La decoración del friso pudieron lograrla aquellos artistas mezclando los elementos decorativos del friso anterior y añadiendo nuevas representaciones, como las torres de los mascarones de Chaac y Tláloc, diosesde la lluvia que se convierten en las deidades protectoras del gobernante en turno; serpientes bicéfalas que relacionan al gobernante con los dioses celestes y rombos que representan a la tierra. Esta majestuosa construcciónhabía sido elegida y decorada para que se convirtiera en la habitación del gobernante y sede de las actividades administrativas del reino.

El edificio poniente fue dedicado a la gran serpiente emplumada, encargada de proveer de agua de lluvia a los campos, por lo que se convierte en lapatrona de los campesinos y proveedorade la fertilidad a las tierras de labranza.

El edificio oriente es la sede de la milicia, decorado con escudos representando búhos y serpientes bicéfalas, como elemento celeste y protector o patronode los guerreros.

En un día cualquiera, en el palacio real, hay el movimiento cotidiano, los encargados de mantener en condiciones adecuadas el trono real limpian las alfombras y almohadas que cubren el asiento del gran señor, todos apresurándose a finalizar su actividad ante el anuncio del inminente arribo del gobernante.  

Los encargados de la cocina discuten cuál será el menú del día para el rey y su séquito. Los administradores, ayudantes cercanos, encargados de las bodegas y los tributos hacen antesala para informaral monarca sobre las reservas, los tributos y lo que se espera recaudar en las próximas cosechas.

Los guerreros encargados de la seguridad del rey esperan indicaciones para programar la próxima visita del soberano a algunas ciudades de la región bajo su dominio.

Otros ayudantes esperan indicaciones en el interior de los cuartos del edificio poniente para elegir la vestimenta, los ornamentos y el tocado más adecuado que ayudarían al rey a vestir y que usaría durante el día.

En todas las habitaciones del palacio real hay movimiento: los ayudantes, asesores, sirvientes y administradores se preparan para realizar las labores cotidianas y en espera de las indicaciones del rey.

Este es un día normal en el reino de Uxmal.