Reciben jefes de familia segundo pago del seguro de desempleo

El recurso es otorgado a 46 mil 800 beneficiados del programa estatal
|
Los apoyos son entregados con todas las medidas de prevención. (Novedades Yucatán)
Los apoyos son entregados con todas las medidas de prevención. (Novedades Yucatán)

MÉRIDA, Yucatán.- El Gobierno del Estado realiza el segundo pago del programa de seguro de desempleo, apoyo que distribuye casa por casa llevando alivio económico a 46 mil 800 jefes de familia de todo el Estado que perdieron su fuente de ingresos a causa de la contingencia por el coronavirus.

Las brigadas del Gobierno del Estado recorren el territorio yucateco para entregar este apoyo hasta la puerta de los hogares de los beneficiarios del programa y de esta forma evitar aglomeraciones e impedir riesgos de contagio. La segunda fase de entregas comenzó ayer y concluirá el próximo viernes 22.

Hay que recordar que el seguro de desempleo está destinado a jefes y jefas de familia que hayan perdido su empleo, que no tienen trabajo fijo o trabajen por su cuenta y son afectados económicamente por la emergencia sanitaria, a fin de que cuenten con un respaldo que les permita enfrentar este escenario.

El programa forma parte del Plan estatal para impulsar la economía, los empleos y la salud de los yucatecos, que impulsa el gobernador Mauricio Vila Dosal para apoyar la economía de los ciudadanos que se han visto afectados por la contingencia sanitaria. Este esquema cuenta con un presupuesto de 234 millones de pesos para ser repartido.

Como dispuso Vila Dosal, desde temprana hora, brigadas del Gobierno estatal comenzaron a recorrer los primeros puntos del territorio yucateco para entregar esta ayuda hasta la puerta de los hogares de los beneficiarios. Entre ellos, se encontraba Genny Huchim Pech, quien recibió en la puerta de su domicilio, en el municipio de Baca, esta ayuda económica, que viene a darle un respiro a la economía familiar en estos momentos complicados.

Genny trabajaba en una estética, pero debido a la emergencia sanitaria se vieron en la necesidad de cerrarla, dejándola sin ingreso económico para sostener a su familia y muchas necesidades ahora que se encuentran en casa, lo que la tenía muy preocupada, pues tiene que sostener su hogar.