22 de Agosto de 2019

Municipios

Denuncian aumento de pesca furtiva en Yucatán

Hombres de mar señalan que esta actividad afecta más el oriente del Estado; recepción y traslado para la venta en el mercado negro

Hombres de mar pasan por una crisis causada por la baja captura de mero. (Gerardo Keb/Novedades Yucatán)
Hombres de mar pasan por una crisis causada por la baja captura de mero. (Gerardo Keb/Novedades Yucatán)
Compartir en Facebook Denuncian aumento de pesca furtiva en YucatánCompartir en Twiiter Denuncian aumento de pesca furtiva en Yucatán

Gerardo Keb/Progreso
Pescadores de Progreso señalan que hay pesca furtiva entre Dzilam de Bravo y Celestún. Sin embargo, la zona más afectada por esta actividad es el oriente del Estado.

Ante el incremento de esta actividad, con la pesca de especies en veda en buena parte del Estado y ante la pésima temporada del mero que se vive actualmente, hombres de mar señalaron que la mayor parte de la actividad ilegal y depredadora de las especies se lleva a cabo con lanchas y embarcaciones originarias de los puertos ubicados entre Dzilam de Bravo y Celestún, donde se incluyen además a Progreso y sus comisarías costeras, Telchac, Chabihau, Santa Clara y San Crisanto.

En estos puertos, según señalaron los pescadores, se recepciona el producto, se vende y se realizan traslados a las congeladoras para intentar vender en el mercado negro internacional.

Los pescadores también indicaron que, por otro lado, la zona más afectada por el furtivismo es el oriente del Estado, frente a las playas entre San Felipe y El Cuyo, porque en estos sitios hay una buena concentración de especímenes, entre los que destacan el pulpo, caracol, langosta y pepino de mar, todas ellas especies en veda y que son consideradas de alto valor comercial.

Actualmente se ha registrado, según el sector pesquero, un incremento en la actividad ilegal, porque buena parte de los pescadores y comerciantes atraviesan un periodo de crisis ocasionado por la baja captura de mero y su caída respecto al precio, generando que las ganancias por esta situación vayan a la baja, provocando el cese de salidas a lanchas y el amarre de embarcaciones viajeras, reduciendo espacios de trabajo para los pescadores y la capacidad de compra de los comerciantes.

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name