|

En mi artículo del domingo 12 de abril, me referí con especial gratitud al investigador Omar Martínez Benavides como uno de los más importantes coleccionistas de grabaciones mexicanas de la primera mitad del siglo XX, a quien debo muchos fonogramas de Guty Cárdenas y otros valiosos artistas yucatecos.

En ese artículo mencioné que Omar es el biógrafo del tenor tampiqueño Genaro Salinas (1918-1957). Genaro Salinas fue amigo y contemporáneo del tenor yucateco Nicolás Urcelay (1919-1959). Ambos destacaron en México y en el extranjero y los dos murieron a la edad de 39 años.

La diferencia está en que la memoria, la imagen y la voz de nuestro cantante lírico se preservan en el Museo de la Canción Yucateca y en el Centro de Investigaciones Artística de la ESAY, donde pueden ser consultadas gratuitamente por investigadores, maestros, alumnos y público en general, en tanto que la memoria de Genero Salinas permanece olvidada por las instituciones culturales de Tamaulipas, no obstante que Omar Martínez vive en Ciudad Victoria y posee la mayor información y documentación musical de este notable cantante tamaulipeco. Esta lamentable situación me llevó a buscar la presencia de Genaro Salinas en los medios electrónicos y pude comprobar que su biografía aparece en Wikipedia con amplia información proporcionada por Omar y que muchas de sus grabaciones aparecen en Youtube y en la plataforma Spotify, donde pueden escucharse. Se las recomiendo.

Especialmente los boleros grabados en 1942 y 1943, en Peerless, con la orquesta de Juan S. Garrido: Adiós para siempre, de Gabriel Ruiz; Un secreto, de Abel Domínguez; Tuya, de María Alma; Qué voy a hacer sin ti, de Roque Carbajo; Resignación, de Alfredo Parra; Un gran amor y Esta noche amor, de Gonzalo Curiel; Ausencia, de Eduardo Martínez; No sé y Cosas del ayer, de Chucho Rodríguez; No importa corazón, de Federico Baena; Volverás, de Wello Rivas; Al fin, de Salvador Rangel, y el pasodoble Silverio, de Agustín Lara.

Genaro Salinas Cardona nació en Tampico, Tamaulipas, el 19 de septiembre de 1918. Allí estudió canto y ganó el primer lugar en un concurso de la difusora XES. En 1939, se establece en la Ciudad de México y el empresario Roberto Soto lo presenta con éxito en el Teatro Lírico. Se integra al elenco de la XEW, donde le llaman “La voz de oro de México”.

En 1941, graba su primer disco en la RCA Victor con temas de Agustín Lara: Silverio, Cuerdas de mi Guitarra, Granada y Valencia, entre otras. En la Fonoteca Nacional se preservan algunas grabaciones suyas de programas de radio como Perjura, Espérame, Punto Final, Mañana y Ondas del Danubio. Hizo giras a La Habana, Buenos Aires y Caracas, donde murió el 28 de abril de 1957, víctima de una agresión callejera. Escúchenlo, les cautivará su voz. *) Investigador emérito de la ESAY.