|
El empresariado yucateco exige que se cobre impuestos al comercio informal. (Archivo/Sipse)
El empresariado yucateco exige que se cobre impuestos al comercio informal. (Archivo/Sipse)

Candelario Robles/MÉRIDA
En Yucatán, seis de cada 10 negocios operan de manera ilegal, lo que molesta al empresariado yucateco, que busca medidas más justas en cuanto al cobro de impuestos.

Por lo anterior, en una reunión sostenida entre dirigentes empresariales yucatecos y la jefa del Servicio de Administración Tributaria (SAT), Margarita Ríos-Farjat, ésta se comprometió al combate frontal de la actividad informal en la entidad.

El dirigente de la Cámara Nacional de Comercio, Servicios y Turismo de Mérida (Canacome) Michel Salum Francis, apuntó que la reunión con la funcionaria federal fue muy positiva para todo el empresariado yucateco.

“Habla muy bien de las intenciones que tiene el SAT. Nosotros le planteamos que no pueden seguir apretando las tuercas a los (contribuyentes) cautivos, cuando el 65 por ciento de la economía del país es informal, entonces hay que cambiar esos métodos, hay que ver de qué manera incorporar a toda esa gente que está en la informalidad”,  expresó.

El dirigente empresarial narró que la reunión fue muy amena entre los representantes del sector empresarial local y la titular del SAT, Margarita Ríos-Farjat, de origen yucateco.

“Fue muy interesante la apertura, la verdad le admiramos y reconocemos que ella haya querido reunirse con el sector en Mérida”, afirmó.

Robo de unidades

Salum Francis señaló que al momento que el SAT empiece a sumar a su base de contribuyentes a los informales, también se frenaría el robo de unidades del transporte que trasladan mercancías.

Aseveró que muchos productos que son robados de los camiones en las carreteras del país luego son vendidos en los tianguis y comercio del sector informal, puesto que no muestran facturas de todo lo que ahí expenden.

“Se roban más de 100 mil millones de pesos en mercancía a las unidades de la Canacar, porqué se las están robando, porque hay lugar para acomodar esa mercancía, si no existieran lugares para colocarla nadie se las robaría”, finalizó.