12 de Diciembre de 2019

Mérida

Maestros de Yucatán ven mejores condiciones con nueva reforma educativa

El magisterio local se dice dispuesto a colaborar para construir mejores planes de estudio y la revaloración del profesor en el aula

Existe confianza en que la nueva reforma permita a los docentes mejorar sus condiciones de trabajo. (Novedades Yucatán)
Existe confianza en que la nueva reforma permita a los docentes mejorar sus condiciones de trabajo. (Novedades Yucatán)
Compartir en Facebook Maestros de Yucatán ven mejores condiciones con nueva reforma educativaCompartir en Twiiter Maestros de Yucatán ven mejores condiciones con nueva reforma educativa

Óscar Chan/Mérida
El magisterio yucateco se alista para los cambios previstos en los próximos meses con la abrogación de la reforma educativa, por lo que a través de sus sindicatos afirma que alzará la mano para construir mejores planes de estudio, la revaloración del profesor en el aula y la eficiencia en las condiciones laborales por medio de evaluaciones con incentivos y no exámenes punitivos, los cuales fueron rechazados en el sexenio anterior.

Los maestros coincidieron en que la puesta atrás de la “mal llamada” reforma traerá positivas modificaciones al entorno educativo de Yucatán. Los sindicatos Nacional de los Trabajadores de la Educación (SNTE), el Independiente de los Trabajadores de la Educación en México (Sitem) y “Maestros por México” (MXM), afirmaron que se hará una revisión exhaustiva de la reestructuración a las leyes secundarias que abonen a un mejor aprendizaje de los estudiantes.

La nueva reforma educativa, con la que se deroga la anterior, fue aprobada por el Senado el pasado 9 del presente mes y enviada a los estados, requería ser avalada en al menos la mitad más uno de los congresos locales (es decir, 17 de 32) para convertirse en realidad, lo que ayer finalmente se consiguió.

Esta nueva disposición traerá reestructuraciones al entorno educativo y la asignación de plazas, así como la admisión, promoción y reconocimiento del personal docente o directivo, que ahora será a través de procesos que se definirán en leyes secundarias y en las que participará el magisterio.

Además, el control administrativo docente regresará a los gobiernos estatales; no obstante, mantiene federalizado el pago de nómina y además se establece que el proceso de ascenso no será por evaluaciones abiertas, sino por “escalafón”, es decir, que tendrán prioridad quienes representen la única fuente de ingreso en su familia.

También se dará sepultura al “nuevo modelo educativo”, pues ahora será el Gobierno Federal el que determine los planes y programas de estudio de la educación básica y normal en el país, para lo cual considerará la opinión de los gobiernos estatales y de diversos actores sociales del sector educativo.

En Yucatán, los primeros en resentir los efectos de la nueva reforma serán los más de 519 mil estudiantes y 29 mil profesores que laboran en tres mil 795 escuelas de nivel básico y media superior.

En ese tenor, el delegado especial de la sección 57 del SNTE, Jaime Rochín Carrillo, expuso que con la “reforma a la reforma” se sientan las bases para un cambio a la educación, en el que se tomaron opiniones de diversas organizaciones sindicales de maestros.

Abordado al respecto, recordó que en los “Foros Estatales de Consulta Participativa sobre Educación”, los docentes dieron su opinión respecto a los problemas que vivían en el aula con esa reforma, lo que, aseguró, será plasmado en las leyes secundarias que construyan el nuevo modelo educativo.

Aclaró que el SNTE de Yucatán estará pendiente de cómo continúe este proceso legislativo, a fin de que el próximo ciclo escolar ya se tenga los cambios al modelo y que los maestros “ya no se sientan amenazados de ser despedidos si no son evaluados”.

“Como docentes, nunca nos hemos opuesto a que seamos evaluados con la intención de mejorar y reconocer lo que somos, así como para efectos de estímulos y derechos para el trabajador de la educación”, consideró.

Por su parte, la secretaria general del Sitem en Yucatán, Elvira Caamal Vázquez, explicó que revisarán todo lo que se cambiará y se dejará con la reestructuración a las leyes educativas, a fin de que sean en beneficio de los profesores y sus alumnos.

Agregó que existe confianza en que la nueva reforma permita a los docentes mejorar sus condiciones de trabajo, ya no con evaluaciones punitivas, sino con beneficios para quien haga mejor su trabajo, desde educación básica hasta media superior.

En su turno, el delegado especial de “Maestros por México” (MXM), Mario Jiménez Navarro, celebró la abrogación de la reforma educativa, promovida por el Gobierno Federal, la cual, aseveró, “rompe” con todos los esquemas que habían denigrado a los maestros y los mantuvo bajo presión.

Dijo que la reforma nunca puso en el centro el interés por elevar la calidad de la educación, sino que se trató de un cambio laboral. “Creo que nadie va a sentir la pérdida de la que se abrogó”, declaró.

Al derogarse y dejar sin efecto la reforma impuesta en el sexenio anterior cambiarán también:

  • La autonomía curricular y la impartición de “clubes” en vez de los talleres.
  • La Secretaría de Educación Pública (SEP) continuará con el control de la entrega de plazas.
  • Se tendrá que definir cambios al material didáctico, pues en el actual ciclo escolar los libros del texto manejaron “el nuevo modelo educativo”.
  • Se eliminarán las evaluaciones punitivas de “promoción” (cada año) y de “permanencia” (cada cuatro años).
  • Con la eliminación de estas evaluaciones, también se dejaría atrás el incentivo “K1” a los mejor evaluados.
  • Desaparecerá el Instituto Nacional para la Evaluación de la Educación (INEE) y se creará el Centro Nacional de Revalorización del Magisterio.
magisterio-yucatan-reforma-educativa

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name