Salvemos una vida: Abuso infantil, llamado al blindaje familiar

Red de Protección a la Infancia aseguró que las secuelas y consecuencias que deja en los niños el maltrato pueden ser catastróficas, además de que son cicatrices que se les quedan en el alma de por vida

|
Alis García (d) concluyó con una invitación a reflexionar sobre qué queremos dejarle del mundo a los hombres del mañana.
Alis García (d) concluyó con una invitación a reflexionar sobre qué queremos dejarle del mundo a los hombres del mañana.

MÉRIDA, Yucatán.- El abuso sexual infantil es un fenómeno social que afecta cada día más, es un tema escabroso porque casi siempre se da en el entorno familiar y los agresores son personas muy cercanas a los niños por lo que en ese entorno está el mayor riesgo para ellos, aseguró la especialista Dania Borges Ramírez.

Durante su participación en el programa “Salvemos una Vida”, que se transmite cada viernes por la estación radiofónica AMOR 100.1, la psicóloga quien también forma parte de la Red de Protección a la Infancia abordó el tema “Causas, factores y consecuencias que influyen en el Abuso Sexual Infantil”.

Aseguró que las secuelas y consecuencias que deja en los niños el abuso sexual pueden ser catastróficas, además de que son cicatrices que se les quedan en el alma y que a lo largo de su vida las cargan si no las saben manejar y contar.

“Casi siempre los abusadores son las personas más cercanas a los niños y en ese mismo sistema se vuelve de familia y es donde está el mayor riesgo para ellos, pero si encima de que no pueden decir que no porque tienen miedo y además tienen el temor no solo a su abusador sino de que la familia no le crea, se vuelve un tema muy complicado y hay que estar como familia muy al pendiente de las características de ellos porque están muy indefensos”, explicó.

Durante la transmisión que estuvo bajo la conducción de Alis García Gamboa, presidenta y fundadora de la Asociación “Salvemos una Vida”, quien lamentó que durante el último mes se haya registrado el suicidio de tres niños, -dos niñas y un niño-, debido a que sufrían maltrato y abuso infantil en sus casas.

“Queremos crear consciencia en nosotros como adultos, crear consciencia también en ellos si les llega algo de esta información para que pueda vivir una infancia feliz y no sigan sufriendo ese maltrato tan terrible que es la violación sexual en niños, si en grandes es traumático, a los niños los lastiman para el resto de su vida”, aseveró.

“Hay que ponerle nombre a las cosas como son y denunciar pues en la actualidad se puede denunciar de manera anónima a los depredadores”

Por su parte la invitada, destacó que a pesar de que cada vez hay más gente que habla del tema aún hay mucha desinformación y miedo. Sin embargo, los niños presentan situaciones de las que los padres deben estar muy pendientes debido a que al niño le cuesta trabajo decir lo que le pasa por la cercanía del depredador.

La anfitriona destacó que es necesario hablar del tema y decir que el abuso infantil está penado, pues son cosas indebidas que no son normales, por lo que hay que crear consciencia y denunciar los casos.

Borges Ramírez resaltó que por diversos factores las familias se callan y guardan el secreto para no denunciar al violador porque es el hermano, abuelo o padre del menor ocasionando que el “monstruo crezca” y siga haciéndolo porque saber que no lo denunciarán. Por otro lado, el niño al ver que no se actúa podría continuar con el patrón cuando sea grande.

Dijo que si bien es cierto que hay que querer, proteger y amar a nuestras familias también hay que ponerle nombre a las cosas como son y denunciar aunque sea el padre, abuelo, tío o amigo pues en la actualidad se puede denunciar de manera anónima a los depredadores sexuales.

“Muchos niños optan por el suicidio porque no saben, porque tienen terror y miedo de decirle a su mamá o autoridad oye mi abuelo me está haciendo, mi padrino me hizo o de momento se embaracen no saben qué hacer, hay muchas niñas que se están suicidando porque están embarazadas de su propia familia y es muy triste, y ya no podemos quedarnos como sociedad callados o de brazos cruzados”, recalcó.

Los adultos tienen un deber moral de involucrarse en el tema porque las cosas dan muchas vueltas y nadie está exento, cualquier niño puede ser víctima de violencia. La sociedad debe evidenciar las cosas y compartirlas en redes sociales para denunciar porque es un fenómeno social que afecta a todos.

Respecto al tema de cómo vestir a los hijos menores de edad, es importante que los padres hagan que dure su infancia y no pierdan la inocencia porque se sufre mucho cuando crecen y cuando la gente cambia el modo de ver a los niños con ese tipo de cicatrices.

Agregó que la Red de Protección a la Infancia está integrada por especialistas y profesionales que pueden contactar a través de la página de Facebook de la red así como de los teléfonos 089 y 911. Alis García concluyó con una invitación a reflexionar sobre qué queremos dejarle del mundo a los hombres del mañana.