Hablar de las emociones crea empatía y ayuda a superarlas

Un especialista en salud mental señala que el confinamiento genera consecuencias a nivel emocional, puede causar ansiedad y preocupación; la capacidad de adaptación
|
El confinamiento genera muchas implicaciones a nivel emocional.
El confinamiento genera muchas implicaciones a nivel emocional.

MÉRIDA, Yucatán.- “Todos estamos en la misma tormenta, pero en diferente barco”, con esta reflexión inició el programa radiofónicoSalvemos una Vida”, que en esta ocasión trató temas relacionados con el impacto que pudiera causar sobre la salud mental esta contingencia sanitaria por el aislamiento social y todo lo que se está viviendo.

Este programa se transmite todos los viernes por AMOR 100.1 FM de Grupo SIPSE, de las 11:00 horas a  a las 12:00 horas. En esta ocasión la conductora fue Marylis Escalante y el invitado fue Adrián Iván Novelo del Valle, médico especialista en psiquiatría infantil y del adolescente.

La anfitriona dijo que hace unos días le llegó un video en el que se hacía referencia a que todos estamos pasando la misma situación por este virus, pero a cada quien le afecta de diferente manera, unos tienen miedo a enfermarse, otros a contagiar a sus padres o hijos, algunos por la parte económica, por la falta de trabajo o de recursos, pero todos estamos pasando por una situación difícil y muy complicada, por lo que al respecto cuestionó al médico sobre cómo afecta la cuarentena en la parte emocional.

“Este mensaje engloba y esquematiza mucho justo lo que estamos enfrentando, a algo diferente, que nos lleva a mucha incertidumbre, que no informan lo que sucede, de qué se trata, pero a la vez nos lleva a crear una serie de pensamientos e ideas que hacen que creemos en nuestra mente un montón de preocupaciones que, dependiendo de cada uno de nosotros, de nuestros recursos y de las cosas que atesoramos más, nos va a generar muchos miedos”, indicó.

Destacó que la cuarentena tiene un fin, que es la parte de la protección, quedándonos en casa podemos fomentar esta tranquilidad, de que no vamos a salir para exponernos por cosas o situaciones que no fueran estrictamente necesarias y con ello cada quien se cuida y a sus familias.

“El confinamiento genera muchas implicaciones a nivel emocional, puede provocar ansiedad,preocupación, afectación en la manera de comunicarnos con nuestros familiares; la forma de realizar nuestras rutinas, en las cuales se pueden ver afectados el sueño, el apetito y otras funciones de nuestro organismo y todo eso repercute a nivel emocional, nos enfrentemos a enojo, a frustración, tristeza, angustia y a una serie de emociones que si no las hablamos y las reconocemos nos pueden llegar a descontrolar”, advirtió.

Reconocer los problemas es importante, pero más importante es poder hablar de las emociones sin importar con quién sea, pero se debe buscar a alguien con quien la plática pueda ser fluida, existan situaciones de empatía y nos sintamos en confianza, porque si estamos angustiados podamos recibir esa empatía que se requiere en estos momentos.

Marylis Escalante y el Dr. Adrián Iván Novelo del Valle, durante la transmisión del programa “Salvemos una Vida” a través de la plataforma Zoom. (Novedades Yucatán)

“Incluso se puede hablar con uno mismo, con los amigos para platicar acerca de las experiencias no para que nos den terapia, porque el simple hecho de compartir es de gran ayuda, porque a lo mejor vivimos algo semejante y saber que no soy el único que está pasando por esta situación me ayuda para no sentirme tan mal y poder salir más rápido del problema, porque da una sensación de alivio y de acompañamiento”, expuso.

El especialista dijo que hoy día las familias son tan diversas como los colores, existen familias tan extensas, pequeñas, conformadas por tres generaciones o hasta cuatro que viven en un mismo domicilio, y cada uno de los miembros tendrá ciertas características que van a fomentar que se busquen ciertos apoyos, incluso en las familias que pueden ser muy extensas no se llega a hablar de las emociones, lo que puede ser perjudicial y propicie que haya más tensión en el ambiente.

“Ciertos motivantes que no deberían generar ningún problema en este momento, pero sí lo representan y dado que no he hablado de que me estoy sintiendo cansado, que tengo miedo del contagio, de perder mi empleo, no se lo digo a nadie y puedo tener a un lado a mi familia pero no hablo, lo que va a generar una sensación de desconexión. Hoy día lo que más necesitamos es estar acompañados o conectados con el mundo exterior por medio de las redes sociales y el internet, como muchas personas lo están haciendo”, señaló.

Marylis Escalante platicó su experiencia acerca de la nueva forma de realizar el programa radiofónico, por medio de Zoom, algo a lo que ella se está adaptando que no había experimentado antes de la contingencia, aunque ella prefiera la plática frente a frente, agregó que hay que adaptarse a esta nueva modalidad, que es parte de la cuarentena y de la llamada “nueva normalidad”.

Novelo del Valle habló acerca de la necesidad de readaptarnos, incuso a esas situaciones que pueden ser muy complicadas, porque ahora se puede estar pensando en que no podemos ir al cine, visitar a la familia, ir a dar una vuelta a la playa, pero si le sumamos la pérdida de un ser querido y el hecho que no hayamos podido ir a despedirlo como se merece, el problema emocional por el confinamiento crece, por lo que la capacidad que tengamos de readaptarnos le busquemos un lado positivo y una oportunidad de flexibilizarnos y salir pero con la idea de una nueva adaptación.

Resaltó que algunas de las propuestas para aliviar los problemas emocionales que podemos estar pasando están en hacer algo altruista, si los niños están inquietos ponerlos a escribir cartas a las enfermeras que están en los hospitales, en algún momento se les harán llegar, porque el apoyo a esas situaciones altruistas puede generar emociones positivas y para eso se puede utilizar el tiempo que ahora le sobra a muchas personas, pero también es importante redirigir la angustia, la energía negativa en algo positivo.