21 de Octubre de 2019

Policia

Recibe 7 meses de prisión por violencia familiar y retener a su hija 3 años

La condena fue mínima por que el acusado entregó a la menor, además de que las partes involucradas acordaron finalizar el pleito legal

El hombre también fue condenado al pago de tres días multa y a la reparación del daño en abstracto. (Foto de contexto)
El hombre también fue condenado al pago de tres días multa y a la reparación del daño en abstracto. (Foto de contexto)
Compartir en Facebook Recibe 7 meses de prisión por violencia familiar y retener a su hija 3 añosCompartir en Twiiter Recibe 7 meses de prisión por violencia familiar y retener a su hija 3 años

Novedades Yucatán/Mérida
Luego de prolongado litigio fue condenado, mediante un procedimiento abreviado, Humberto José González Pavía a 7 meses de prisión por los delitos de sustracción de menores por retención y violencia familiar, pues por más de tres año tuvo consigo a su hija sin dejársela ver a su madre.

Ante el juez de control Luis Edwin Mugarte Guerrero, las partes acordaron finalizar el pleito legal, luego que González Pavía aceptara los hechos que se le imputan.

La pena fue mínima, porque Humberto José entregó a la menor, ubicándose, en este sentido, su culpabilidad en la menor sin reducción por el procedimiento abreviado.

Fue condenado al pago de tres días multa y a la reparación del daño en abstracto, pues no se cuantificó monto alguno, además de que se le prohibió acercarse a la mamá por tres meses.

Sin embargo, González Pavía tendrá derecho a ver a la menor mediante visitas supervisadas en el Centro de Convivencia Familiar de Yucatán.

Los hechos

En marzo de 2013, M.F.C.N y el ahora condenado iniciaron una relación sentimental y cohabitaron en un predio de la calle 22 del fraccionamiento Loma Bonita, Xcumpich, lugar donde constantemente el imputado insultaba, ofendía y golpeaba a la querellante.

Para octubre del mismo año se mudaron a otro predio de la calle 27 del Fraccionamiento Señorial, en donde las agresiones siguieron, pero después de cada pelea el imputado pedía perdón, se calmaba unos días y luego volvía a atacarla.

En mayo de 2015 la querellante y el imputado se casaron y en septiembre del mismo año regresaron al primer domicilio, lugar donde continúan las agresiones hasta que el 7 de agosto de 2016 la mujer decide termina la relación y se va del predio, fecha en la que el imputado retiene a la menor consigo hasta que con apoyo de las autoridades la mujer logra recuperar a su hija.

Sin embargo, en el 11 de agosto de 2016 el imputado recibe a la menor y se compromete a devolverla el 15 de agosto, lo cual incumplió, por lo que desde esa fecha y por más apercibimientos e intervención de un juez familiar el sujeto retuvo a la menor.

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name