Siembran cultura verde en parque de la ciudad

Como parte del evento “Bosque de la Paz” se plantaron mil árboles en el Parque de Deportes Extremos
|
Unas 700 personas participaron ayer en la siembra de mil plantas en el Parque de Deportes Extremos. (Novedades Yucatán)
Unas 700 personas participaron ayer en la siembra de mil plantas en el Parque de Deportes Extremos. (Novedades Yucatán)

Israel Cárdenas/Mérida
Mil árboles de 53 especies fueron sembrados ayer por unas 700 personas que desde temprano se congregaron en el Parque de Deportes Extremos, en el poniente de la ciudad, como parte del evento “Bosque de la Paz” que organizó la empresa Kekén, con lo que refrenda su compromiso con la sociedad yucateca y con el medio ambiente.

Se trata de la primera ocasión que se realiza la plantación de una cantidad tan grande de árboles de diversas especies en un solo sitio de la ciudad, y se logró gracias al compromiso social de la empresa con los yucatecos; cabe indicar que la actividad se llevó a cabo en el marco del cierre de la 17ª Cumbre Mundial de Premios Nobel de la Paz, efectuada en Yucatán.

En su mensaje, el director General de Kekén, Claudio Freixes Catalán, señaló que la reforestación es símbolo de convivencia, responsabilidad social y paz, y pidió que esta acción sea tomada como ejemplo por otras empresas y por las comunidades, por el bien del planeta y de la sociedad.

“En Kekén entendemos la sustentabilidad como una parte importante del negocio, medioambiente, comunidad y desarrollo económico. Contamos con procesos de tratamiento de desechos y aguas residuales, y apoyamos a más de 46 comunidades en materia de educación, salud y cultura. Incluimos 22 sociedades de producción rural, donde los campesinos son dueños de sus propias granjas”, indicó.

Destacó la colaboración y la importancia de que las empresas atiendan a las comunidades de todos los sectores, así como al medio ambiente.

Sayda Rodríguez Gómez, titular de la Secretaría de Desarrollo Sustentable (SDS), en representación del gobernador Mauricio Vila Dosal, manifestó en la Cumbre ha generado nuevas oportunidades de aprender, “pero sobre todo, de ir dejando huella, y una gran forma de hacerlo es con esta plantación masiva que hacen hoy (por ayer) las familias yucatecas”.

Desde temprano, familias de trabajadores de Kekén, vecinos del rumbo y empleados del Ayuntamiento de Mérida se dieron cita en este espacio deportivo para realizar la siembra de las plantas, que un 99.9 por ciento son perennifolias, es decir, aunque haya sequía, no se caen todas sus hojas.

Se plantaron grandes árboles, como la ceiba, y pequeños, como el jicarito, así como una gran variedad de frutales.

En torno a las canchas que están en el centro del Parque de Deportes Extremos se sembrará un huerto con cítricos, guanábanas, marañón y tauch, entre otros, además de árboles maderables, desde la madera más común y la más suave hasta la más dura.

También ejemplares de uso medicinal o de sentido cultural, como la jícara, y palmas de todos los tamaños. En la jornada en el Parque de Deportes Extremos toda la gente se activó para plantar mil árboles en una mañana dominical y de cultura verde.