|
El proyecto ya tenía varios seguidores a la espera de los juegos.
El proyecto ya tenía varios seguidores a la espera de los juegos.

El sueño de que Yucatán pudiera contar con un equipo de la Liga de Balompié Mexicano (LBM), la nueva competencia profesional en el país, se esfumó en un “abrir y cerrar de ojos”, ya que los Faisanes no podrán formar parte del circuito que dirige el ex futbolista Carlos Salcido, debido a que no cumplen con todos los requerimientos exigidos, por lo que su directiva encabezada por Osman Peña Escobedo decidió dar un paso al costado.

De acuerdo con el zaguero brasileño Rodrigo Bronzatti, presentado como el primer refuerzo del club hace un par de meses, el pasado sábado la directiva de los emplumados notificó a jugadores y al cuerpo técnico comandado por Juan Antonio “Cabezón” Luna, sobre la salida de la organización de la LBM, que está programada para arrancar en octubre.

“Desafortunadamente se cayó el proyecto por cuestiones directivas. A nosotros como jugadores esa noticia nos cayó muy duro. Agradezco todo el cariño de la afición yucateca”, mencionó Bronzatti en conversación con NOVEDADES YUCATÁN.

Se espera que en los siguientes días, Osman Peña Escobedo realice una conferencia de medios para comunicar todos los detalles del proyecto fallido, aunque todo parece indicar que los Faisanes no jugarán en la LBM por razones económicas.

Ya estaba listo el equipo 

La directiva de los Faisanes de Yucatán había anunciado que el estadio “Alonso Diego Molina” de Tamanché sería su casa. Además presentaron a 14 jugadores de la plantilla, de la cual destaca el experimentado Freddy Martín y jóvenes yucatecos como Daniel Granados y David “Zorro” Díaz.