La planta que cura el asma, el dolor de muela y hasta las caries

Xkakaltún o albahaca silvestre es eficaz para cicatrizar heridas, combatir parásitos intestinales y las molestas úlceras en la boca.

|
La albahaca silvestre crece prácticamente en todo el campo de Yucatán. (bibliotecapleyades.net)
Compartir noticia en twitter
Compartir noticia en facebook
Compartir noticia por whatsapp
Compartir noticia en twitter
Compartir noticia en facebook
Compartir noticia por whatsapp

Víctor Lizama/SIPSE
MÉRIDA, Yuc.- Tratando de aumentar la lista de aves que visitan el parque “KaiLuum”, ahí donde estuvo el basurero municipal de Mérida, por confiado no usé los zapatos adecuados para ir al monte y en consecuencia me paré sobre un fondo de botella que fácilmente me cortó la planta del pie.

Por no darle gran importancia, pensé que con lavar bien la herida y ponerle un desinfectante pronto cicatrizaría. No fue así, hasta que me aplique por recomendación la savia de Xkakaltún o albahaca silvestre, que actuó de una forma muy eficaz.

Debido a esto nos enfocamos a saber un poco más de esta planta y encontramos primeramente en el Libro del Judío que:

“La infusión de esta planta ligeramente endulzada con miel, alivia el asma y quita la tos pertinaz y seca. Haciendo buches neutraliza el dolor de muelas echándole un pedacito de alcanfor, evitando la caries y ulceraciones de la boca”.

Pero resulta que esta especie también sirve para combatir los parásitos estomacales. Las hojas se hierven y se consume a cucharadas. Otra bondad es machacar las hojas en agua, colarlas y luego lavarse los ojos para el molesto problema de cataratas.

Se dice que de igual manera ayuda a combatir el cáncer, cuando este mal se detecta al inicio, hirviendo las hojas en medio litro de agua y consumiéndola como agua de tiempo por un lapso de seis meses (estos datos provienen del “Catálogo de plantas medicinales de uso común en Yaxcabá, Yucatán”, en donde uno de los colaboradores es el maestro Paulino Simá, a quien le debemos mucha de esta información).

Esta plantita crece hasta unos 50 centímetros de altura. Sus hojas son pequeñas y alargadas en forma de elipse, de bordes con dientecitos. Las flores, que son numerosas, varían de amarillo a blanco-moradas. 

Muchas de estas especies deberíamos tenerlas en casa y disponer de nuestra propia farmacia. Contamos con más de 400 especies de plantas curativas y, si no la tenemos, con gusto le ayudamos a obtenerla.

Esta información es para compartir, no para guardarla con egoísmo. Mi correo es: [email protected]; teléfono celular: 9991-42-18-26.

Cargando siguiente noticia