Clausuran 6 cibercafés de 'encuentros íntimos'

Personal del Ayuntamiento de Mérida encontró preservativos, cervezas y cigarro.

|
Imagen de uno de los cibercafé que fue clausurado por irregularidades en su servicio, en el centro histórico de Mérida. (Milenio Novedades)
Compartir noticia en twitter
Compartir noticia en facebook
Compartir noticia por whatsapp
Compartir noticia en twitter
Compartir noticia en facebook
Compartir noticia por whatsapp

Adán Escamilla/SIPSE
MÉRIDA, Yuc.- Los propietarios de cibercafés instalados en calles del centro de Mérida deberán cumplir con lo establecido para ese tipo de negocios y no darles otros usos, so pena de ser clausurados por las autoridades si cometen irregularidades.

Sólo la noche del viernes pasado fueron cerrados seis locales de este tipo que funcionaban en el Centro Histórico.

Este nuevo operativo contra ese tipo de negocios detonó debido a que hace una semana dos sujetos se metieron a un cíber de la calle 64 con 69, frente al parque de San Juan, y luego de hacerse pasar por “clientes”, acuchillaron y dieron muerte al encargado para robar el producto del día, unos ocho mil 500 pesos.

Días después se descubrió que en un cíber de la calle 61 era usado como sitio de encuentros sexuales, y fue clausurado, de modo que las autoridades comenzaron una campaña de revisión del funcionamiento de estos sitios en el Centro Histórico.

Operativo contra cibercafés

Personal de Desarrollo Urbano del Ayuntamiento de Mérida inspeccionaron anteayer varios cibercafés que laboraban en la calle 61 del centro y el operativo sorpresa dio como resultado la clausura de seis de esos “changarros”.

Durante la revisión de esos negocios, se hallaron en los basureros numerosos preservativos usados, así como sus envoltorios, latas de cerveza, colillas de cigarro, etc., lo que significa que son usados como centro de encuentros sexuales.

Además, varios de esos negocios de internet no contaban con la documentación correspondiente para su funcionamiento y realizaban en el interior actos reñidos contra la moral y las buenas costumbres.

Cabe señalar que, en la calle 61 se paran numerosos jóvenes para ofrecer sus servicios sexuales y llevan a los “clientes” que “enganchan” a los cibercafés para tener un encuentro casual.

Cargando siguiente noticia