11 de Diciembre de 2017

Chetumal

120 mil othonenses desconfían de sus servidores públicos

Encuestas y sondeos realizados en siete colonias de la capital, por la Universidad de Quintana Roo (Uqroo), muestran que la confianza no es un factor que impere entre los habitantes de este municipio.

La gente confía poco en sus autoridades indica un estudio realizado por la Universidad de Quintana Roo. (Enrique Mena/SIPSE)
La gente confía poco en sus autoridades indica un estudio realizado por la Universidad de Quintana Roo. (Enrique Mena/SIPSE)
Compartir en Facebook 120 mil othonenses desconfían de sus servidores públicosCompartir en Twiiter 120 mil othonenses desconfían de sus servidores públicos

 

Enrique Mena/SIPSE
CHETUMAL, Q.Roo.- El 48 por ciento de los othonenses no confía en sus servidores públicos, ni en sus mil 165 policías estatales y 315 municipales, revelaron Indicadores de Cartografía del Sistema Integral Estratégico de Gobernanza Urbana y el proyecto de investigación nombrado La Participación Social en las Políticas de Prevención de la Violencia y la Delincuencia en Chetumal
 
Encuestas y sondeos realizados en siete colonias de la capital, por profesores investigadores de la Universidad de Quintana Roo (Uqroo), muestran que la confianza no es un factor que impere entre los 250 mil habitantes de este municipio. 
 
En el Primer Foro Ciudadano, a realizar mañana, se busca promover el modelo de Prevención Social; sin embargo, el 21 por ciento de la población total (52 mil 500) confía en elementos de la Secretaría de la Defensa Nacional (Sedena) y de la Secretaría de Marina Armada de México (Semar). Sólo el seis por ciento (15 mil) confía en servidores públicos del orden federal.
 
El nueve por ciento (22 mil 500) confía en las resoluciones de sus jueces o magistrados; el diez por ciento (25 mil) en la labor de los celadores de cárceles y seguridad privada; confían más en sus jefes de colonia (75 mil).
 
La doctora en Ciencias Sociales y Económico Administrativas, Crucita Aurora Ken Rodríguez, ve la consolidación de un trabajo de investigación social durante los últimos 22 años (desde 1990), que ha aterrizado un resultado sólido que muestra la tendencia en el municipio de Othón P. Blanco.
 
Se tomó un muestreo con habitantes de siete colonias de la capital, la Lagunitas, Forjadores, Solidaridad, del Bosque, Proterritorio, Antorchistas, Adolfo López Mateos (las más vulnerables) como base, la gente no participa en las acciones que se realizan. El grado porcentual de confiabilidad de estos estudios es del 98 por ciento, lo que los hace irrefutables.
 
Como ejemplo, en el caso de la colonia Adolfo López Mateos, se entrevistó a 265 personas; el resultado notorio es que el 73 por ciento (186) no participa en pro de su entorno vecinal o social, ni en el de las otras colonias. El común denominador palpable es la religión.
 
Confían en lo que dice la gente de la tercera edad, pero no en lo que les dice una persona de origen extranjero. La participación voluntaria en grupos políticos (partidos políticos), vecinales, sindicales o artísticos no existe, sólo por obligación.
 
En promedio, el 80 por ciento (200 mil) no participa en beneficios de su comunidad. En casos de contingencia o desastre, únicamente el 32 por ciento brinda ayuda al prójimo (80 mil).
 
En otra vertiente, Ken Rodríguez refirió en el caso de los medios informativos, que la confianza expresa de la ciudadanía es de apenas un 22 por ciento, en el caso de los impresos, sólo 55 mil habitantes creen lo que leen, 92 mil 500 cree lo que escucha y 100 mil no se mantiene informado.
 
Una de las cifras alarmantes y para la cual se debe buscar una alternativa para involucrarlos, es que sólo diez mil personas se interesan por las noticias que ocurren en el municipio de Othón P. Blanco.
 
Respecto al tema de seguridad pública, y que es preocupante, un total de 125 mil personas piensan que el crecimiento de la violencia ha aumentado un 50 por ciento durante los últimos cinco años, repercusión o no, de la estrategia seguida a nivel nacional, de combatir de manera frontal la delincuencia.
 
Ante las cifras y estadísticas obtenidas del Proyecto de Investigación solamente resta la creación de acciones para aminorarlas, cosa que no se logrará “de un día para otro”, sino que se debe inculcar una cultura de sensibilización, prevención, confiabilidad, retribución y participación social.
 
Si bien 185 mil ciudadanos participan en las votaciones de índole municipal, estatal y federal, no advierte la ayuda entre unos y otros.
 
En 2010, cuando era presidente municipal Andrés Ruiz Morcillo, se realizó una primera investigación al interior del Ayuntamiento de Othón P. Blanco; 30 funcionarios “claves” fueron entrevistados, la participación ciudadana fue nula en políticas públicas, programa de gobierno o presupuesto.
 
En el Foro Ciudadano de mañana se plasmará la problemática general. La participación colectiva entre organismos de seguridad pública (PMP y PEP), Organismos No Gubernamentales (ONG), Asociaciones Civiles, Centros de Integración Juvenil (CIJ), instituciones de nivel superior, profesores, investigadores e incluso personal de Institutos de Atención a la Juventud (Imjuve), debe encauzarse a una solución.
 
Una conferencia magistral, Prevención Social de la Violencia y Delincuencia, a cargo de Celina Izquierdo Sánchez, del Observatorio Urbano Local de Cancún; y otra sobre Cartografía de los Indicadores del Sistema Integral Estratégico de Gobernanza Urbana, a cargo de Elías Montes Peña del Observatorio de Seguridad Pública en Othón P. Blanco, se programaron.
 
Profesionalización de los cuerpos policíacos, riesgos de adicciones y su prevención, ambulantaje y contrabando, promoción y defensa de los derechos humanos y la prevención del delito en la comunidad, este último a cargo de la doctora Nuria Arranz Lara, son mesas de trabajo a realizar.
 
El objetivo de la profesora investigadora de la Uqroo es conjuntar, a final de cuentas todos somos ciudadanos, tanto los que trabajan en dependencias como los que están en las colonias populares, los que tienen y no formación profesional, unidos en una dinámica de discusión.
 
La limitante no es el total de habitantes en el municipio, se debe poder llegar a todos ellos, los foros abiertos son los espacios adecuados para lograr un cambio social y de confiabilidad.

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios