15 de Diciembre de 2018

Chetumal

Cuatro años de abandono el cultivo de papaya maradol

En la deriva quedaron más de 300 trabajadores que dependían de la siempre y cosecha del producto.

La empresa 'Advance' de la cual dependían los trabajadores abandonó sus instalaciones sin dar explicaciones, incumpliendo un contrato de 20 años. (Edgardo Rodríguez/SIPSE)
La empresa 'Advance' de la cual dependían los trabajadores abandonó sus instalaciones sin dar explicaciones, incumpliendo un contrato de 20 años. (Edgardo Rodríguez/SIPSE)
Compartir en Facebook Cuatro años de abandono el cultivo de papaya maradol Compartir en Twiiter Cuatro años de abandono el cultivo de papaya maradol

Edgardo Rodríguez/SIPSE
CHETUMAL, Q.Roo.- Durante más de cuatro años, en la ribera del Río Hondo existió un cultivo alterno a la caña de azúcar y que había dejado una gran derrama económica: la papaya maradol. Este cultivo se extendía en más de 40 hectáreas pertenecientes a los ejidos de Sabidos y Sacxán; en esta superficie se tenía una producción promedio de 100 toneladas por hectárea. Sin embargo, después de casi cinco años de producción, la empresa Advance abandonó el cultivo y las instalaciones sin dar mayores explicaciones, lo cual dejó a la deriva a más de 300 trabajadores que dependían de la siembra y cosecha de la papaya.

La actividad, que alguna vez fue rentable para la zona, lleva más de cuatro años abandonado sin que se vislumbre un rescate para este producto agropecuario.

El proyecto para la siembra de la papaya maradol en la ribera del Río Hondo fue implementado cerca del año 2002, cuando una empresa conformada por supuestos empresarios de Estados Unidos y denominada “Advance” se interesó por adquirir las tierras de los ejidos de Sabidos y Sacxán, en donde el grupo rentó 20 hectáreas en cada núcleo agrario para poder iniciar con el cultivo.

Con esta superficie se arrancó el proyecto piloto para el cultivo de la papaya en ambos ejidos, de donde aproximadamente se tenía una producción de 100 toneladas por hectárea al año y dejaba una buena derrama económica para la zona, pues en este cultivo laboraban más de 300 trabajadores.

Aunque todo parecía marchar bien, “la empresa tenía varios problemas internos, pues a veces no le pagaba a los trabajadores y se atrasaba con los sueldos. Por otro lado la fruta sufría graves afectaciones por las plagas y el tipo de suelo que existe en la ribera, esto ocasionó que no tuviera el rendimiento que tiene la producción de papaya en la zona norte y por eso tenía muchos problemas financieros” explicó Feliciano Cob Lezama, ex comisariado ejidal del núcleo Sabidos y quien vivió parte de estos acontecimientos durante su administración.

Además detalló que la empresa estuvo activa y en producción por casi cinco años, pero que el acabóse total se derivó del impacto del huracán “Dean” pues tras el paso del meteoro y de los daños ocasionados, el grupo ya no pudo volver a poner en marcha la cosecha y terminó abandonando el proyecto sin avisarle a los trabajadores o al ejido, a pesar de que se tenía signado un contrato de 20 años por el arrendamiento de tierras.

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios