21 de Mayo de 2018

Quintana Roo

Tienderos incitaron a los presos a amotinarse

"Los Lacrosos" iniciaron los actos violentos, incitados por los abarroteros de la cárcel de Cancún.

Los Lacrosos son unos 100 internos que no tienen oficio, no trabajan y no estudian, según declaran otros presos. (Redacción/SIPSE)
Los Lacrosos son unos 100 internos que no tienen oficio, no trabajan y no estudian, según declaran otros presos. (Redacción/SIPSE)
Compartir en Facebook <i>Tienderos</i> incitaron a los presos a amotinarse Compartir en Twiiter <i>Tienderos</i> incitaron a los presos a amotinarse

Eric Galindo/SIPSE
CANCÚN, Q. Roo.- Los Lacrosos son unos 100 internos que no tienen oficio, no trabajan y no estudian. Se dedican a robar, emborracharse y drogarse. Pedro “N” y Pablo “N”, son dos reos que están bajo proceso penal, fueron testigos del motín suscitado hace ocho días. Destacaron que éstos iniciaron la “lluvia” de piedras y cometieron los atracos en los juzgados. Apenas ayer apareció un horno de microondas que había sido sustraído del área de la cocina.

Celdas conyugales, sin costo 

A partir de los actos de violencia que se registraron el martes pasado en la cárcel de Cancún, la administración de este lugar informó a los visitantes que las celdas conyugales son totalmente gratuitas.

Pablo “N”, es uno de los que se encargaba de dirigir una sección de conyugales. Se le cobraba al interno un promedio de 40 o 50 pesos, pero dichos recursos eran utilizados para comprar artículos de limpieza y mantener en óptimas condiciones el inmueble.

A partir de que se dio esta nueva disposición, ahora cada prisionero que quiera ocupar la celda conyugal tendrá que asearla y conseguir sus utensilios de limpieza.

"Los de la letra" mandaban 

Hace tres años, “Los Zetas” eran quienes controlaban estas áreas, de hecho ellos fueron los que pusieron aires acondicionados. Pedían entre 15 mil pesos por mes; eran los dueños prácticamente del penal.

Los de la Letra tenía el poder en el interior, incluso hacían sus rondines por las noches. Llegaron hasta “tablear” a los custodios que no se alineaban y obedecían sus órdenes.

La violencia se acabó cuando el gobierno decidió trasladar a estos sujetos al Centro de Reinserción Social de Chetumal. Las autoridades carcelarias tomaron el control de dicho sitio.

"Tienderos" motivaron a "Los Lacrosos" 

“Pedro” es “tiendero” (así les llaman a los que venden abarrotes). En todo el recinto carcelario hay alrededor de 15 puestos; él está consciente de que no están permitidas, pero muchos se negaron a aceptar que se instalara una tienda comunitaria.

Algunos de ellos fueron los que incitaron a “Los Lacrosos” para que se amotinaran, pero se salió de control, porque se metieron a los juzgados y los incendiaron. De los cinco años que lleva en el penal  nunca había visto que los reos quemaran los archivos relacionados con los procedimientos penales.

Éstos se robaron varios artículos de la cocina, que poco a poco han ido apareciendo. Los que participaron en los hechos los tienen segregados en la Sección I.

La tarde del pasado domingo, Jesús Armando Liogon Beltrán, Subsecretario de Ejecución de Penas y Medidas de Seguridad de la Secretaría Estatal de Seguridad Pública (SESP), dijo que ayer se instalaría el Consejo Técnico Interdisciplinario en la cárcel de Cancún, pero esto no sucedió. 

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios