21 de Septiembre de 2018

Quintana Roo

'Lo que me ofrece Cancún ya no me lo puede dar el Acapulco de mis amores'

Con el propósito de mejorar, han encontrado un sitio ideal para desarrollar sus comercios.

Restauranteros han decidido dejar Acapulco por los problemas sociales. (Tomás Álvarez/SIPSE)
Restauranteros han decidido dejar Acapulco por los problemas sociales. (Tomás Álvarez/SIPSE)
Compartir en Facebook 'Lo que me ofrece Cancún ya no me lo puede dar el <i>Acapulco de mis amores</i>'Compartir en Twiiter 'Lo que me ofrece Cancún ya no me lo puede dar el <i>Acapulco de mis amores</i>'

Amaury Rodríguez/SIPSE
CANCÚN, Q. Roo.- Restauranteros han decidido dejar Acapulco por los problemas sociales de esta ciudad de Guerrero, el estado menos pacífico de la República Mexicana de acuerdo con un estudio del Instituto para la Economía y la Paz.

“Es insostenible vivir en Acapulco. Hace mes y medio que llegué a Cancún, puse mi puesto de tacos estilo guerrerense y hemos salido adelante. Nosotros venimos a trabajar y queremos formalizarnos con las reglas de un local de comida para que la gente confíe aún más en nosotros como lo han hecho en este tiempo”, expresó el taquero de un puesto ubicado en la avenida 20 de noviembre sobre la avenida Kabah.

"Hace mes y medio que llegué a Cancún, puse mi puesto de tacos estilo guerrerense y hemos salido adelante"

Con el propósito de mejorar la calidad de sus vidas, han encontrado un sitio ideal para desarrollar sus comercios: Cancún, localidad que aportó cinco mil millones de pesos a la derrama económica de Quintana Roo en 2015 con respecto a la Secretaría de Turismo (Sectur).

También te puede interesar: Fernando y Manelik, de Acapulco Shore, llegan a Bacalar

“Lo que me ofrece Cancún ya no me lo puede dar el ‘Acapulco de mis amores’ y aunque lo extrañe, no creo que vuelva. Uno tiene familia y ve las mejores oportunidades de crecimiento para ellos y nos venimos desde hace año y medio para este lado del país a hacer lo que sabemos, deleitar paladares con comida acapulqueña, que intentamos no muera como nuestro pueblo”, dijo el encargado del restaurante “Mi Pueblito”.

Tras separarse de sus familiares y desenvolverse en un sitio nuevo para ellos, se ven a las caras con incertidumbre ante el panorama. La Cámara Nacional de la Industria de Restaurantes y Alimentos Condimentados (Canirac), los invita a acercarse a formar parte de una red que une al gremio desde 1949.

“Nosotros pagamos a la Canirac y vemos resultados. Somos privilegiados porque la gente nos asocia por el buen pozole que Acapulco dejó como herencia. Si mi padre, que en paz descanse, no hubiera traído hace ya muchos años la idea del ‘jueves pozolero’ que en Guerrero es una tradición, mucho no la conocerían. Nos da vergüenza que nos diga la gente ’¿Ya viste cómo está tu tierra?’ Tan bonito que era Acapulco. Ni hablar, hay que seguir adelante”, mencionó la dueña de la “Pozolería El Tixtleco”.

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios