17 de Diciembre de 2017

Cancún

Advierten contra premios fantasma en Cancún

Enganchan a gente con recursos por medio de supuestos jugosos regalos.

El modero electrónico que utilizaba la presunta agencia de viajes. (Eric Galindo/SIPSE)
El modero electrónico que utilizaba la presunta agencia de viajes. (Eric Galindo/SIPSE)
Compartir en Facebook Advierten contra premios fantasma en CancúnCompartir en Twiiter Advierten contra premios fantasma en Cancún

 

Eric Galindo/SIPSE
CANCÚN, Q. Roo.- La presidenta de la Asociación de Clubes Vacacionales de Quintana Roo (Acluvaq), Elsa Miriam Cortés Franco, reconoció que este tipo de prácticas de empresas fantasmas de agencias de viajes que se dedican a defraudar a los usuarios, ha ido creciendo en el destino turístico. Para hacer un blindaje y acabar con esta situación anunció que para el próximo año se va a realizar un proceso de certificación a todos los desarrollos que cuenten con todos los requisitos de ley.
 
La ejecutiva de la Acluvaq dijo que hasta el momento no les ha llegado ninguna queja contra Design and Travel, sin embargo señaló que sí tiene una queja, pero de otra agencia, que se hace llamar Lifehouse, la cual también tiene sus instalaciones en plaza La Isla.
 
La información se las hizo llegar una de las personas que colaboran en un desarrollo. Al igual como opera Design and Travel, también dicha agencia llamó a otro potencial afectado, pero no sabe si es o no, pero se parece mucho a tiempo compartido. Esta persona no se arriesgó y no fue a la cita.
 
La gente se queda con la idea de que compró un tiempo compartido, pero no son más que empresas defraudadoras, han estado muy insistentes con las autoridades porque se ha estado utilizando mucho este tipo de operaciones por parte de agencia de viajes fantasmas.
 
De hecho, señaló que han llegado estas empresas defraudadoras de otros lugares del país, donde el modo de operar es similar: consiguen base de datos de cuentahabientes, les llaman que se han ganado un premio y los citan en algún salón.
 
Tienen el registro que en una ocasión ya se registró en el Centro de Convenciones de Cancún, donde llegaron autoridades de Profeco (Procuraduría Federal del Consumidor) y las clausuró.
 
Hace tres meses, aproximadamente, se instalaron en el hotel Coral Beach. Los hoteles les rentan los salones y después se enteran que eran agencias raras que se dedican a defraudar a la gente.
 
La forma de operar de estas personas es que montan sus oficinas y operan los viernes, por la tarde, sábado y domingo, después se van y cambian de lugar cuando ya les cargaron cobros a sus tarjetas.
 
Los 48 hoteles o desarrollos que están asociados con Acluvaq respetan las normas. Uno de los requisitos es que tienen que tener el título de propiedad,  la propiedad tiene que estar afiliada al sistema de tiempo compartido, registrada ante un notario público, deben de contar con un contrato registrado ante la Profeco, entre muchos más.
 
Cortés Franco dijo que este tipo de actividades los afectan gravemente y además registraron cuantiosas pérdidas económicas para muchos de los desarrollos que cumplen con la ley.
 
La recomendación que da la presidenta de Acluvaq a los usuarios es que si van a comprar tiempo compartido que les exijan si tiene el contrato registrado ante la Profeco y de no ser así no se arriesguen a comprar porque estarían siendo defraudados.
 
Existen tres denuncias en lo que del año
 
La Procuraduría Federal del Consumidor (Profeco) dio a conocer que entre tres y cuatro denuncias son las que han recibido en lo que va del año en relación a empresas que se dedican a defraudar a los usuarios con la promesa de venderles tiempos compartidos.
 
El delegado de la dependencia federal, Víctor Manuel Sosa Santoyo, dijo que han tenido denuncias de empresas que ofrecen paquetes vacacionales, que en su momento, se comprometieron con el usuario, pero que en realidad no existe porque fiscalmente no están establecidas.
 
Son empresas que aparentemente se constituyen en la zona por un período y después desaparecen. La Profeco ha estado pendiente de esta situación para tratar de actuar de manera preventiva y proactiva.
 
Con las denuncias de los ciudadanos o con la información que les llegue a sus oficinas, todo esto es muy importante y relevante porque les hace realizar estrategias para desarticular este tipo de empresas.
 
Dijo que han tenido la oportunidad de hacer trabajos de campo para ubicar estas agencias fantasmas, han implementado operativos, pero no los han localizado, porque ya cambiaron de domicilio.
 
Sosa Santoyo señaló que el modo de operar de estas empresas es que hablan a los consumidores vía telefónica, y les dicen que se han hecho acreedores a un premio por ser clientes distinguidos de alguna institución bancaria.
 
Los defraudadores les dicen que se les va a entregar un regalo y los citan en un domicilio que por estrategia establecen, son cuartos que rentan por una semana o un mes y después de que cometen el ilícito y hacen que los defraudados paguen con tarjeta “los paquetes”, desaparecen.
 
El fraude de la supuesta agencia de viajes
 
H.S.H., se acercó a un local ubicado en los pasillos internos de plaza La Isla en la zona hotelera, solamente puso un pie en la entrada y al instante fue abordado por una amable mujer: ¿Es uno de los ganadores?, le contestó con otra pregunta ¿Es aquí donde está la agencia de viajes Design and Travel?
 
El día anterior, viernes 7 de diciembre, H.S.H., de 49 años de edad, de familia pudiente por años de trabajo, recibió una llamada telefónica en su domicilio. 
 
Su interlocutor con destreza al hablar le decía que por ser buen cliente de una sucursal bancaria se había hecho acreedor a tres regalos: una cámara, una vajilla y un monedero electrónico.
 
No lo podía creer, la suerte le sonreía. Para recibir alguno de esos premios debería registrar personalmente un número confidencial: 040306. Para eso le dijeron que se trasladara a Crown House, frente al Marriott, en la zona hotelera.
 
Su mente empezó a volar después de la grata noticia, se imaginaba viajes a otros estados que no conocía. Al día siguiente, sábado, se dirigió a ubicar la dirección que le habían dado.
 
La encontró, pero ya no estaban en ese lugar, le informaron que la agencia de viajes se había cambiado en plaza La Isla, en un restaurante de lujo. Fue su primera inquietud.
 
Se trasladó a la plaza hasta ubicar el restaurante que lleva como logotipo un globo terráqueo y unas letras grandes lo atraviesan, cuando llegó al lugar lo recibió una muchacha, joven, era muy amable, Débora Escalante, era el nombre que le dio.
 
En ese lugar, fácil contó 10 personas que estaban esperando su turno, sin pensar que eran candidatas a cuantiosos fraudes. La oficina de Design and Travel era un pedazo de espacio, un escritorio y unos teléfonos.
 
Con agilidad la mujer los llevó a una zona donde se quedó sola con él y su hijo, apartados de los demás. Empezó su letanía, su regalo consistía en una cámara fotográfica, una vajilla, pero lo que le recomendaban que era una oportunidad formidable: el modero electrónico.
 
El primer gancho fue que el modero electrónico era de un paquete de varios viajes a cualquier sitio de la república, inclusive fuera del país. Incluía vuelo de avión, transporte del aeropuerto al hotel totalmente todo incluido, por la cantidad de 120 mil pesos.
 
Era mucho dinero para sus bolsillos, llegó el desaire. La respuesta fue inmediata: no tenía mucho dinero y no podía pagar tanto.  Pero esta era la táctica de los defraudadores, primero te animaron para que te interesaras en la oferta.
 
En la escena entró una segunda persona, era un sujeto, alto, moreno, fornido, que se identificó como Juan Pérez. Para eso ya tenían más de una hora en el local tratando de convencerlo. A esas alturas esas personas ya sabían donde vivía, cuántos hijos tenía, qué carro tenía, cuántas tarjetas de crédito. Le sorprendió la habilidad para sacarle información sin que lo notara.
 
Juan Pérez le contó los mismos beneficios y oportunidades de los paquetes. Pero cayó en su trampa cuando le dijo que tenía una oferta más jugosa y tentadora, de que todo ese paquete se lo iba a dejar en la cantidad de 30 mil pesos, y en plazos diferidos, a pagar hasta febrero del 2013.
 
Primero tenía que verificar si reunía los requisitos de ser un cliente especial. Le hicieron creer que sí reunía todos los parámetros para ser un cliente VIP.
 
Fue casi automático el ¡sí acepto! Le pidió su credencial de elector y una de sus tarjetas de crédito de preferencia la de Banamex. Se retiró y a los tres minutos regresó para pedirle otra tarjeta porque la que le había dado no pasó.
 
Le extrañó porque sabía que tenía un crédito de 50 mil pesos, pero cuando vio que el baucher que le había hecho Juan Pérez era por la cantidad de 30 mil pesos, comprendió por qué no había pasado su tarjeta.
 
Para su alivio, la tarjeta se bloqueó porque la suma que estaba cobrando el agente de ventas era muy grande, y para eso necesitaba que él hablara para autorizar el monto.
 
Cuando vio la cantidad que le iban a cobrar fue cuando le reclamó al individuo, porque le había dicho que los pagos iban a ser diferidos y le estaba cobrando todo de un sólo pago. Este intentó persuadirlo. Pero nada, su intuición le dijo en ese momento que se trataba de un fraude.
 
Ahora, Débora y Juan cambiaron su actitud y lo trataron de ignorante, y terminó por irse del lugar. Algunas personas que escucharon la discusión atinaron a retirarse del lugar y se salvaron de ser defraudadas.
 
Las agencia turística Design and Travel ya desapareció del restaurante, empleados del lugar, negaron que en dicho lugar hubiera estado instalada dicha empresa.

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios