15 de Noviembre de 2018

Chetumal

Lluvias afectan al sector turístico

Los prestadores de servicios de Bacalar revelan que su actividad ha tenido un decremento por el mal tiempo.

Los hoteleros sólo disfrutaron de bonanza las dos primeras semanas de las vacaciones, y después la ocupación se desplomó a 20%. (Javier Ortiz/SIPSE)
Los hoteleros sólo disfrutaron de bonanza las dos primeras semanas de las vacaciones, y después la ocupación se desplomó a 20%. (Javier Ortiz/SIPSE)
Compartir en Facebook Lluvias afectan al sector turísticoCompartir en Twiiter Lluvias afectan al sector turístico

Javier Ortiz/SIPSE
BACALAR, Q. Roo.- El mal tiempo del fin de semana, fue la “gota que derramó el vaso” para los prestadores de servicios turísticos del Pueblo Mágico, que desde el término de las vacaciones de verano desde hace dos semanas, registran un 60% de caída en la actividad, ante la falta de visitantes.

Filiberto Buitrón Hernández, administrador del balneario ejidal de Bacalar, dijo que desde el inicio de clases, la afluencia turística en el destino, uno de los más visitados de la cabecera municipal, se desplomó considerablemente, puesto que con el término del período vacacional veraniego, el flujo de paseantes disminuyó drásticamente.

Con la presencia de la onda tropical que provocó lluvias durante todo el domingo, la situación empeoró para los turisteros de Bacalar, pues en el restaurante del balneario ejidal la actividad fue nula y sólo 15 despistados bañistas que desafiaron el mal tiempo, acudieron a ese lugar en el transcurso dela mañana, pero se retiraron al ver que el clima no mejoró.

En el período vacacional pasado, el balneario ejidal registró entradas de 600 personas entre semana y hasta mil 300 los fines de semana. Al término de las vacaciones, la administración del lugar registra un decremento considerable de ingresos con apenas 200 a 250 bañistas, los fines de semana; en el restaurante la afluencia es mínima.

En otros balnearios como “Cocalitos”, donde los paseantes acostumbran acampar o bien, llevar sus hamacas o camastros para pasar el día, la situación fue peor, porque la constante llovizna no permitió que los visitantes acudieran y durante gran parte del día se mantuvo desolado; lo mismo ocurrió con el balneario ecológico donde el agua rebasó el camino de acceso.

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios