20 de Noviembre de 2018

Quintana Roo

Afectan lluvias a las zonas irregulares de Cancún

Inundaciones, goteras, pérdida de muebles y ataques de mosquitos, los problemas de las familias que las habitan.

La mayoría de las viviendas en los asentamientos irregulares resultan endebles ante las precipitaciones. (Tomás Álvarez/SIPSE)
La mayoría de las viviendas en los asentamientos irregulares resultan endebles ante las precipitaciones. (Tomás Álvarez/SIPSE)
Compartir en Facebook Afectan lluvias a las zonas irregulares de CancúnCompartir en Twiiter Afectan lluvias a las zonas irregulares de Cancún

Oskar Mijangos/SIPSE
CANCÚN, Q. Roo.- Las recientes lluvias dejaron varios daños, sobre todo en las zonas irregulares como la ubicada sobre la avenida Puerto Juárez, mejor conocida como Talleres, en la Región 103

Familias que habitan en esa área perdieron algunos muebles, sufriendo inundaciones en sus hogares y noches de frío como consecuencia de las incontables goteras. Guadalupe Briceño sale de su hogar con una menor en brazos, cuidándose de no agitar el panal de abejas que a aparecido en la puerta de su casa. 

En su hogar son cuatro integrantes, dos menores y dos mayores de edad, mismos que sufren con cada lluvia, pues los moscos hacen su aparición sufriendo un calvario todas las noches. 

Ellos tienen seis años viviendo en esta zona, donde según el último recuento, por las lluvias perdieron un mueble, saldo menor al de otros aguaceros. Pareciera que la composición de las familias en esta zona es muy similar, Rosa de Jesús Vázquez Albores también vive con una mujer mayor de edad y dos menores. 

Su situación fue un poco mejor, pues no perdieron alguna pertenencia, pero sí sufrieron con las goteras y una ligera inundación en su hogar en el cual habitan desde hace seis años.

La señora Nazaria Velazquez Perera también tiene seis años viviendo en la zona, en su hogar también son dos mujeres y dos menores, ya que su esposo se encuentra trabajando en Playa del Carmen, pues al ser mayor no le dan trabajo tan fácilmente, y estuvo cinco meses desempleado, tocando puerta tras puerta en la ciudad.

Al no estar su esposo en casa durante las lluvias no pudieron resguardar sus muebles, perdiendo el colchón de su cama, pues el techo no resistió más y cedió ante la lluvia. Señala que todos los días de lluvia es igual, goteras e inundaciones dentro de su hogar, el cual se vino abajo hace años con el paso del último huracán.

Ahora lo que más le preocupa es el regreso a clases, pues a pesar de las carencias procuran que la educación nunca falte para las pequeñas del hogar; sin embargo, menciona que le da un poco de alivio la unión que han demostrado todos los vecinos, pues entre ellos se ayudan cuando a alguien le falta alimento o dinero.

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios