20 de Octubre de 2018

Chetumal

Alistan festejo para los 42 años del hipopótamo Andrés

El ejemplar impresiona a chicos y grandes que acuden a Payo Obispo en la capital.

El ejemplar de más de una tonelada de peso; llegó a Chetumal en 1979. (Redacción/SIPSE)
El ejemplar de más de una tonelada de peso; llegó a Chetumal en 1979. (Redacción/SIPSE)
Compartir en Facebook Alistan festejo para los 42 años del hipopótamo AndrésCompartir en Twiiter Alistan festejo para los 42 años del hipopótamo Andrés

Redacción/SIPSE
CHETUMAL, Q. Roo.- El hipopótamo Andrés, que habita en el zoológico Payo Obispo, cumplirá a mediados de diciembre 42 años, se informó en un comunicado.

El director del Zoológico Payo Obispo, Roger Braga González, señaló que ya están preparando un evento para que niños y adultos visiten a Andrés el día de su cumpleaños.

“Es un animal tranquilo, pero temperamental, más de un cuidador y uno que otro técnico han salido huyendo y brincado el foso por meterse en los terrenos que el hipopótamo considera su casa, y muchos se han sorprendido por la velocidad con la que corre”

Animales de diferentes especies

En el año de 1979, antes de la apertura oficial del Jardín Zoológico Payo Obispo, llegaron a Chetumal 10 animales de diferentes especies procedentes del zoológico de Aragón, entre los cuales se encontraban dos hipopótamos; a uno de ellos lo llamaron Andrés.

Los empleados más antiguos mencionan que fue en honor a  Andrés Quintana Roo, otros, que fue una ocurrencia de los cuidadores, sin embargo, desde entonces así lo han llamado.

Atiende el ejemplar desde hace más de 20 años

En la historia de vida del hipopótamo destaca Aurelio May, un personaje importante en su cuidado, ya que lo atendió por más de 20 años, prácticamente desde la llegada de este ejemplar. 

Él detalla que Andrés ha gozado de buena salud, y que todas las mañanas se le alimenta con pasto y por las tardes con un “buffet” de frutas, verduras, alfalfa y alimento balanceado.

Aurelio sigue laborando en el zoológico, y el hipopótamo ahora es atendido por un biólogo, un técnico y vigilado por personal veterinario. 

Opuso resistencia para evitar su traslado

Andrés ha sido referencia en el zoológico, para chicos y grandes despierta admiración por su corpulencia, con un peso mayor a una tonelada. 

Hace más de 20 años hubo un intento de trasladarlo a otro lugar, pero Andrés opuso resistencia y ni con 15 trabajadores  lograron moverlo.

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios