14 de Diciembre de 2017

Riviera Maya

Alistan la quema del Año Viejo en José María Morelos

Vecinos dicen que gastan entre 150 y 300 pesos para elaborarlos. Representan a personajes de los que se hace mofa.

Desde hace varios días ya se observan los “viejos” que serán quemados el fin de año. (Carlos Yabur/SIPSE)
Desde hace varios días ya se observan los “viejos” que serán quemados el fin de año. (Carlos Yabur/SIPSE)
Compartir en Facebook Alistan la quema del Año Viejo en José María MorelosCompartir en Twiiter Alistan la quema del Año Viejo en José María Morelos

 

Carlos Yabur/SIPSE
JOSÉ MARÍA MORELOS, Q. Roo.- A escasas horas de concluir el 2012 ya se ven en los frentes de algunos domicilios los muñecos que representan el Año Viejo y que son quemados después de las 12 de la noche.
 
La incineración es una tradición arraigada en la zona maya de Quintana Roo, con la cual se simboliza el término de aquellos desaciertos y cosas negativas que transcurrieron durante el año que termina.
 
Los vecinos que preparan los muñecos en los frentes de sus domicilios indicaron que para su elaboración se involucra a toda la familia, representan a políticos, artistas u otros personajes de los que se hace mofa.
 
Aseguran que para la elaboración se tiene un gasto de entre 150 y 300 pesos, ya que la pirotecnia con que son rellenados los encarece.
 
La quema del “Viejo” significa entre las peticiones de fin de año que se vaya la crisis, que no regresen las inundaciones, los malos políticos como presidentes, alcaldes, etc.
 
Los “viejos” son parte de la creatividad de los habitantes de la región y a pesar de que se viola la ley al rellenarlos de petardos, es por hoy y siempre una tradición, expresaron algunos habitantes.
 
“La quema del Año Viejo se trata básicamente de la quema de un muñeco de trapo que simboliza al año que se va. Este muñeco es rellenado de pólvora y al sonar las 12 campanadas del 31 de diciembre de cada año es encendido”. 
 
El Año Viejo es elaborado por los miembros de las comunidades y el ritual se inicia dos o tres días antes del Año Nuevo, cuando el monigote es puesto al frente de la casa con un recipiente para recabar limosna, que será empleada para comprar cohetes y golosinas.

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios