17 de Noviembre de 2018

María Rosa plasma la identidad de Chetumal en la literatura

Sus dos últimos libros han sido “Raíces” y “Luna nueva”.

Alma Rosa Freyre tiene poco más de tres mil poemas y va a escribir más. (Foto: Redacción)
Alma Rosa Freyre tiene poco más de tres mil poemas y va a escribir más. (Foto: Redacción)
Compartir en Facebook María Rosa plasma la identidad de Chetumal en la literaturaCompartir en Twiiter María Rosa plasma la identidad de Chetumal en la literatura

Alejandra Carrión/SIPSE
CHETUMAL, Q. Roo.- Alma Rosa Freyre Reinhartd, escritora chetumaleña, ha plasmado en sus libros las vivencias e identidad de la zona sur, buscando la equidad y la justicia con la única finalidad de transcender dejando huella.

Su pasión más grande ha sido leer y escribir. A la edad de los 12 años, mientras estudiaba en la escuela Hidalgo, hizo su primer poema, como parte de una tarea que le dejó una monja de nombre Cecilia. Y aunque empezó a escribir desde muy chica, fue hasta que se jubiló cuando inició con la publicación de sus poemarios.

Se cataloga como una mujer orgullosa de sus origines, y está convencida de que el mundo lo ve a través de las ventanas de su Chetumal, de sus amplias calles y de su mágica bahía. “Siempre he tomado conciencia que de escribir no se vive, escribir no te deja dinero para eso se tiene que trabajar en otra cosa. Escribir es una vocación, por eso también fui maestra de orientación educativa. Después de jubilarme tome la decisión de publicar, mi primer libro fue 'Tiempo de silencio', un poemario que habla de las mujeres que han sido violentadas”, indicó.

También te puede interesar: Impulsa la cultura maya a través de literatura y el teatro

Platicó a Novedades de Chetumal que su segundo libro se trató de una compilación de poemas de jóvenes a los cuales les impartió un taller en Cozumel, el libro se llama “Poemario juvenil cozumeleño”.

“Cuando regreso a Chetumal, luego de estar en Cozumel repito lo mismo con jóvenes de la calle donde se les impartió un curso e hicimos 'Sombras de juventud', que contiene obras extraordinarias de cada uno de ellos. De hecho, quiero repetir esta experiencia, pero ahora con una compilación de personas de la tercera edad mediante un taller que se les impartirá, pero eso es un proyecto para 2018”, comentó.

Su reciente trabajo 

Sus dos últimos libros han sido “Raíces” y “Luna nueva”. El primero, platicó habla de la nostalgia que debió ser Chetumal y su identidad.
“No estoy de acuerdo en que vengan personas a decir que no hay identidad, porque sí la tenemos. Creo y considero sumamente importante que las raíces se conozcan en todos lados, porque es la forma en que la gente conozca la realidad de querer imponernos nuevas formas de cultura, Chetumal tiene su propia cultura”, dijo.

En tanto, "Luna nueva", presentado hace poco en el Museo de la Cultura Maya, es un proyecto interesante porque habla de las etapas del ser humano. "Es un libro mágico que nos permite conocer el paso por la niñez, la juventud, la madurez, todo tiene un proceso, las personas de la tercera edad a las cuales como seres humanos tenemos que dignificar. Y mi próximo proyecto es ‘Trece mariposas’, que es una belleza porque es un libro que habla sobre la filosofía de la vida, además de que estamos trabajando en el cuento ‘El hombre de la corbata roja’, que habla precisamente del creador de la Maqueta de Chetumal”, añadió la autora.

Próximos proyectos 

Otro proyecto pendiente que tiene es una novela fuerte e interesante, para los siguientes años, además de sus dos obras de teatro, una llamada “Janet Victoria” que habla sobre la tercera edad, que escribió en 2003 y ha sido presentada cuatro veces, y la segunda, “El almuerzo de los cuervos”.

Indicó que a la fecha, tiene poco más de tres mil poemas y va por más, pues son parte de su pasión y de su búsqueda por trascender en esta vida. Comentó que escribir es una vocación que se trae, pero que se conjunta con herramientas técnicas porque no todo es perfecto, siempre hay que pulir el trabajo.

Pero, además de ser escritora, es presidenta de la Asociación Pro Dignidad que nació en 2003 y en sus inicios fue enfocada a rescatar jóvenes de la deserción escolar.

“Pero en el camino lo hemos ido reorientando, porque no se trata de que todos hagamos lo mismo, sino que lo hagamos enfocado y actualmente trabajamos en dos rubros, la cultura y la educación. Hoy nos dedicamos, además de escribir, a involucrar a los jóvenes en estos dos campos porque ellos son el pilar de que permanezca la identidad de Chetumal y de las personas de la tercera edad”, comentó.

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios