15 de Octubre de 2018

Quintana Roo

Alumnos practican la violencia a tráves del ciberbullying

Este fenómeno tiene mayor presencia en los estudiantes de secundaria.

Es deber de los docentes notificar a la dirección de la escuela y canalizar las situaciones con las dependencias correspondientes.  (Victoria González/SIPSE)
Es deber de los docentes notificar a la dirección de la escuela y canalizar las situaciones con las dependencias correspondientes. (Victoria González/SIPSE)
Compartir en Facebook Alumnos practican la violencia a tráves del ciberbullyingCompartir en Twiiter Alumnos practican la violencia a tráves del ciberbullying

Pedro Olive/SIPSE
CANCÚN, Q. Roo.- En secundaria, tres de cada 10 alumnos practican la violencia a través de medios tecnológicos o“ciberbullying”, en la que exhiben, insultan o denigran a un compañero.

Este fenómeno tiene mayor presencia en los estudiantes de secundaria, conductas que se repiten más de tres veces en contra de un menor, ocasionado por una o más personas.

“Esta es una modalidad del ‘bullying’ que afecta el estado emocional de las personas y se viene presentando desde hace cuatro años, aunque son esporádicos, los casos también se presentan en estudiantes de quinto y sexto de primaria y preparatoria”, dijo Maco Antonio Toh Euán, coordinador
de Visitadurías Generales en la zona norte.

El “ciberbullying” se lleva a cabo en diferentes plataformas tecnológicas como blogs, chats, mensajes de texto directo, servidores de video, redes sociales, principalmente, Facebook, Twitter, Whatsapp e Instagram.

“Los casos más comunes en los estudiantes se presentan con fotos en redes sociales"

Cuando se detecta en un centro escolar, es deber de los docentes notificar a la dirección de la escuela y canalizar las situaciones con las dependencias correspondientes, como el Sistema para el Desarrollo Integral de la Familia (DIF), la Comisión de Derechos Humanos del Estado de Quintana Roo (Cdheqroo) o la Procuraduría General de Justicia del Estado (PGJE), según sea el caso.

Una vez que se conocen los casos, se evalúa médicamente al afectado y de ser necesario se inicia tratamiento, el agresor es diagnosticado y dependiendo de las actitudes, las dependencias involucradas tienen autoridad para solicitar un cambio de grupo. 

“Los casos más comunes en los estudiantes se presentan con fotos en redes sociales, sin embargo, por el temor a la represión, los alumnos no dicen nada a los padres”, agregó Toh Euán. 

Cuando se canaliza alguna situación de violencia, los psicólogos que se involucran dan herramientas a la víctima para que realice la acusación, conociendo sus derechos y sin miedo a las represalias. 

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios