Amigos de Sian Ka’an gestiona en Estados Unidos donación de 200 mil dólares para combatir incendios forestales

El plan de Amigos de Sian Ka’an incluye campañas de concientización y adquisición de herramientas contra incendios.
|
Foto: Paola Chiomante
Foto: Paola Chiomante

Cancún.- La asociación civil Amigos de Sian Ka'an entabló diálogo con el Departamento del Interior de Estados Unidos para conseguir una donación de alrededor 200 mil dólares que se destinarán a la cultura de la prevención de incendios forestales. 

Gonzalo Merediz Alonso, director ejecutivo de la organización, sostuvo que se está realizando este esfuerzo para apoyar con recursos a las tareas de la Comisión Nacional de Áreas Naturales Protegidas para minimizar los posibles incendios en la temporada 2020, que inicia en el mes de junio. 

En 2019, en Quintana Roo se reportaron más de 50 incendios, con una devastación total de 12 mil 795 hectáreas.

Los incendios de mayor magnitud se reportaron en el interior de la Reserva de la Biosfera de Sian Ka’an, en los ejidos de Muyil y Uaymil, donde se consumieron alrededor de seis mil hectáreas.

También te puede interesar: Advierten mayor riesgo de incendios forestales en 2020

Para el apagado del fuego en estas dos zonas, el personal de tierra y aire demoró más de 600 horas, según datos de la Comisión Nacional Forestal. 

Invertirán los recursos en tecnología para detectar incendios

El director de Amigos de Sian Ka’an sostuvo que los fondos serán invertidos en trabajos con la comunidad, jornadas de concientización, formación de brigadas comunitarias de control de incendios y charlas de educación ambiental. 

Asimismo, señaló que una parte será destinada a la infraestructura para combate a incendios y el trabajo de campo, como herramientas para la apertura de brechas o incluso un sistema local más sofisticado de alerta de fuego.

“Actualmente el sistema que se usa es el satélite que mide puntos de calor. En lo que el satélite manda la información a la Comisión Nacional para el Conocimiento y Uso de la Biodiversidad (Conabio) y ésta la dispersa, ahí se pueden perder unas horas y un incendio pequeñito se puede convertir en un incendio poco manejable”, sostuvo el especialista. 

Refirió que en Quintana Roo el apagado de incendios se vuelve una tarea doblemente compleja, pues el suelo kárstico que es muy poroso permite al fuego correr bajo tierra a través de las raíces de la vegetación y puede brotar en cualquier momento.

“De repente ya tienes apagado en una zona y a los dos días vuelve a brotar”, dijo.