Jazmín Ramos/SIPSE
CANCÚN, Q. Roo.- Cada que culmina un año, muchos quintanarroenses suelen hacer una lista de propósitos para el nuevo ejercicio anual que esta por venir, pero apenas el 20 por ciento de quienes buscan una meta logran cumplir sus resoluciones.

La mayoría de los cambios requieren de disciplina, constancia y fuerza de voluntad, asegura la psicóloga Camila Curiel Salinas

La experta refiere que entre los propósitos más comunes se encuentra: bajar de peso, dejar de fumar, hacer ejercicio, cambiar hábitos alimenticios, ahorrar, viajar o comprar un auto; inevitablemente cada nuevo ejercicio anual se volverán ha plantear ya que la condición del ser humano al final de cuentas es ir progresando, aunque eso sólo se quede en una promesa.

“Las autopromesas que se acaban por no cumplir, son un sano ejercicio individual que cada año hacemos, por ello aún cuando quedemos en el intento, se puede considerar como un actitud positiva, pues finalmente se hace una evaluación de nuestro comportamiento y de cómo podemos mejorar”, abundó Curiel Salinas.

En ese sentido dijo que las nuevas resoluciones es el resultado de una especie de catarsis que da la esperanza de que siempre habrá oportunidad de cambiar, el punto aquí es ir paso por paso para poder dar cumplimiento a los propósitos, por ejemplo únicamente hacer dos por año. 

“Lo importante, entonces es, valorar nuestras oportunidades de salir triunfantes a las autopromesas, pensando en el tiempo, esfuerzo y dinero que se le tienen que invertir” concluyó.