Verónica Fajardo/SIPSE
CANCÚN, Q.Roo.- Soy la víctima número 29 de una violación sexual, el ataque lo hizo el chofer de un taxi y su cómplice, yo estaba con una compañera de trabajo, ambas nos violaron, yo decidí denunciar, pero ella no. El delito fue en mayo y hasta hoy no he visto justicia. Declaré ante la autoridad más de cinco veces, me mostraron las fotos de los violadores y confirmé que eran ellos, los reconocí inmediatamente, pero no están presos. Personal de la Fiscalía del Estado de Quintana Roo me dijo “debajo del agua” que los dejaron libres y ya no están en el estado, yo creo que siguen en Cancún, relató Sofía N., una de las mujeres que abordó un taxi, pero no esperaba ser víctima de una agresión sexual.

Sofía pone sus manos sobre su cabeza, acaricia su pelo, respira profundo y señala con tristeza y coraje, “después de lo que me pasó ya no quiero volver a tomar un taxi sola, las mujeres que denunciamos no hemos recibido ni respuestas ni justicia de las autoridades”.

También te puede interesar: Exámenes definirán situación de padre violador en Cancún

Cuando relata su caso señala: “Mira, mis manos sudan”, “trabajaba en un restaurante por la Colosio, tomé un camión con mi compañera en Plaza las Américas, como las dos vivíamos en el fraccionamiento Villas del Mar decidimos tomar un taxi, nos sentamos en la parte de atrás, a los pocos metros se subió otro hombre y nos entró el pánico, gritábamos, pero con las amenazas de muerte nos callaron”.

Sofía relató que la llevaron a un área verde por las colonias irregulares que se ubican en la avenida López Portillo, después la tiraron en una terracería atrás de la estación GasAuto. Violada, raspada de las rodillas y golpeada y llorando pidió ayuda: un velador que cuidaba un terreno nos auxilió, mi compañera decidió no denunciar, en mi caso pedí el apoyo y llegó por mí una patrulla con dos policías del área de delitos sexuales.

La patrulla tardó en llegar, pero recuerdo que a la una de la mañana estaba en las oficinas de la Fiscalía del Estado, me atendió una abogada en el área de delitos sexuales, mientras me levantaban mi declaración, llegó un policía, comentó que tenían el reporte de otra violación de una señora de 49 años que tomó un taxi en malecón Las Américas, afuera de un restaurante y también al parecer una empleada.

La víctima vuelve a respirar profundo, su cara muestra coraje, indignación y resalta: “Desde mayo que me pasó esto, he cooperado en todo con las autoridades, voy dos o tres veces por semana a ver si ya tienen a los delincuentes, después de la violación que sufrí, me enteré que a una mujer policía de la misma dependencia también pasó lo mismo, era el taxi con número económico 5422”.

Sofía N., resalta que cuando la servidora pública fue también víctima de la violación, las autoridades tomaron más interés en el caso porque las llamaron a reconocer a los violadores y muchas coincidieron que eran los mismos, pero hasta la fecha no hay justicia, “Son siete meses, lo preocupante es que después de mí hay más víctimas, la última vez que regresé a la Fiscalía un empleado me comentó que ya tenían las pruebas e identificados a los violadores seriales, pero al parecer salieron del estado, muchas veces los policías ministeriales se corrompen y dejan a los delincuentes libres con la condición de que le bajen o abandonen el estado”.

El Secretariado Ejecutivo del Sistema Nacional de la Secretaría de Seguridad Pública, en el apartado de delitos del fuero común del estado de Quintana Roo tiene registrado del 20 de diciembre del 2016 al 20 de noviembre del 2017, 213 violaciones sexuales. El mayor número registrado fue en mayo con 33 hechos, marzo 32 agresiones sexuales y abril 27 de éstas.

El Periódico Oficial del Estado de Quintana Roo, adicionó en el código penal del estado el delito de Ciber acoso sexual que describe: Quien con fines lascivos y utilizando coacción, intimidación, inducción, seducción, o engaños con fines sexuales a un menor de 18 años o personas con alguna falta de comprensión se le impondrá una sentencia de dos hasta seis años de cárcel y 400 días de multa.