Alejandro García/SIPSE
CANCÚN, Q. Roo.- Durante la primera reunión del Consejo de Promoción Turística de Quintana Roo (CPTQ) se tocaron puntos importantes, sin embargo, no se dio a conocer cuánto se ha pagado de la deuda a proveedores que dejaron los Fideicomisos de Promoción Turística (de Benito Juárez, Riviera Maya y Grand Costa Maya), que era de alrededor de 500 millones de pesos, según dio a conocer en su momento Juan Vergara Fernández, cuando ocupaba el cargo en la Secretaría de Finanzas y Planeación (Sefiplan).

Lo más importante era poner en operación el nuevo organismo de promoción y el nombramiento oficial de Darío Flota Ocampo, como encargado de dirigir el CPTQ; asimismo se dio a conocer que el Tianguis Turístico de Mazatlán será el primer evento en el que los destinos de Quintana Roo estarán representados por el Consejo de Promoción, y se reiteró que serán 220 millones los recursos con los que estará operando durante este año.

También te puede interesar: Prevén incrementar presupuesto para promoción

Sobre el tema, Darío Flota Ocampo, director del Consejo de Promoción Turística de Quintana Roo, comentó que debido a que actualmente un despacho está auditando esos pasivos, desconoce a cuánto asciende el monto de la deuda, además de que el tema es de competencia de la Sefiplan.

El tema de la deuda a proveedores que se generó en la administración pasada, no fue discutido en la primera sesión del CPTQ el pasado miércoles.

Cuestionado al respecto, Roberto Cintrón Gómez, presidente de la Asociación de Hoteles de Cancún y Puerto Morelos (AHCyPM), se abstuvo de comentar hasta que Darío Flota Ocampo, titular del CPTQ o Yohanet Teodula Torres Muñoz, secretaria de Sefiplann lo hagan; en el caso de la funcionaria, debido al proceso electoral no ha dado informes.

Asimismo, Jean Agarrista Marfín, presidente de la Asociación de Hoteles de la Riviera Maya, dijo que ya sea Flota Ocampo o la titular de Sefiplan, quienes deben de responder a este cuestionamiento.

Abelardo Vara Rivera, empresario hotelero, dijo que los hoteleros no tienen conocimiento de cuánto es lo que se debe aún o cuánto es lo que se ha pagado de la deuda de los fideicomisos.

De acuerdo a lo que se dio a conocer el año pasado, mediante una solicitud a la Unidad de Transparencia, la deuda incluye proveedores de marketing, entre los cuales figuran importantes empresas de publicidad nacional e internacional, aerolíneas, editoriales, radiodifusoras, cadenas hoteleras, empresas de monitoreo, personas físicas, entidades públicas y hasta compañías de telefonía.

Tan sólo la Oficina de Visitantes y Convenciones (OVC), que era el Fideicomiso de Promoción para Cancún, Puerto Morelos, Isla Mujeres, Holbox y Contoy, tenía hasta el año pasado como sus principales acreedores a “Olabuenaga Chemistri”, agencia publicitaria encargada de la imagen de Cancún; “Media Más”, agencias como Kosiuko y Live Road Producciones, MKT REPS, TV Medios; Grupo Acir Radio; tour operadora Apple Vacations, Asociación de Hoteles de Cancún y Asociación de Clubes Vacacionales en Quintana Roo, el Consejo de Promoción Turística de México (CPTM), el propio gobierno de Quintana Roo, el municipio de Benito Juárez; otro nombre que aparece es el de Alday Hendricks y Asociados, firma del yerno del ex gobernador de la entidad, Joaquín Hendricks Díaz.

En enero de este año, Marisol Vanegas Pérez, secretaria de Turismo en el estado, declaró que la deuda que arrastran los tres organismos desde el gobierno de Roberto Borge Angulo era de aproximadamente 350 millones de pesos.