Ángel Castilla/SIPSE
CHETUMAL, Q. Roo.- María Luisa Alcérreca Manzanero, presidenta municipal de Othón P. Blanco, debe a empresarios locales más de 30 millones de pesos por proveeduría y prestación de servicios, empresarios acudieron a Palacio Municipal a exigir el pago.

Eloy Quintal Jiménez, presidente del Consejo Coordinador Empresarial (CCE) de Chetumal, señaló que el adeudo es de esta administración municipal con 25 empresas locales, entre refacciones, papelería, servicio de volqueteros, y otros.

También te puede interesar: Desconocen cuánto se adeuda a proveedores

Durante la mañana de ayer, los empresarios locales fueron citados ese mismo día a una reunión con María Luisa Alcérreca Maldonado a las cinco de la tarde, cita a la que los comerciantes llegaron puntuales, pero no fue tras más de una hora de espera en la sala de la Presidencia municipal, que fueron recibidos por la funcionaria municipal.

Entre los acuerdos que los comerciantes buscan con la administración municipal es establecer el mecanismo de pago para sanear la deuda financiera, así como transparentar la deuda total que la Comuna dejará como herencia a la siguiente administración municipal, para que cualquier pasivo sea retomado por la administración entrante.

Tras más de dos horas de reunión, los comerciantes no llegaron a ningún acuerdo con la presidenta municipal y analizarán qué acciones tomar o esperar que la próxima administración municipal reconozca la deuda con los proveedores.

“Es algo que nos preocupa porque esta deuda supera los 30 millones de pesos, de acuerdo con los datos que se tienen de los propios proveedores y prestadores de servicios, además de lo que se pueda sumar al monto de manera adicional en atrás a los pagos de personas que no se han acercado al consejo o al Ayuntamiento”, dijo Quintal Jiménez.

Ante la cerrazón de María Luisa Alcérreca Manzanero, se decidió acudir a Palacio Municipal, porque tener un pasivo de esa naturaleza en la ciudad representa una afectación importante, no sólo a las empresas, también se refleja en el circulante de la capital.

La actividad burocrática es la vocación económica de la región y las compras que hacen las diversas autoridades de gobierno e instituciones son importantes en esa dinámica, por lo que el atraso en el pago a la proveeduría de manera inmediata se refleja en la economía local.

Diego Cohuó Paredes, secretario general de del sindicato de volqueteros, comúnmente llamados “caja roja” indicó que la deuda de este año asciende a un millón 800 mil pesos por el servicio de recoja de basura, y María Luisa Alcérreca Manzanero solamente les ha traído con promesas de liquidación y pequeños abonos de la deuda del año pasado que aún suma aproximadamente 800 mil pesos.