Gustavo Villegas/SIPSE
COZUMEL, Q. Roo.- Como hecho inédito y sin precedentes calificaron miembros del Cabildo de Cozumel la forma en la que se llevó a cabo la sesión número 44 de consejo municipal, esto luego de que la mayoría de sus miembros se retiraran y dejaran a la alcaldesa sola.

Los concejales actuaron de esa forma luego de que Perla Cecilia Tun Pech, presidenta municipal de Cozumel, pretendió clausurar de manera unilateral la reunión y dejando a por lo menos a dos de ellos con la mano levantada para hacer uso de la palabra.

También te puede interesar: Presume Perla Tun embargo a Fundación de Parques y Museos

En la misma sesión, la regidora Aurora Ariadne Santín Coral, quien forma parte de la planilla de la alcaldesa, le reprochó que a lo largo de su mandato haya provocado divisionismo y encono entre los cozumeleños.

"¿En qué momento los cozumeleños nos convertimos en enemigos? Este no es el proyecto de gobierno por el que yo trabajé. No se parece a nada de lo que nos prometieron", acusó.

Al retirarse los regidores inconformes, manifestaron que no firmarán el acta de Cabildo y por lo tanto el proyecto de iluminación y ahorro de energía eléctrica queda en el limbo, ya que sin sus firmas la sesión quedó invalidada.

Cuando se retiraban del recinto fueron agredidos verbalmente por personal del Ayuntamiento y sus parientes, quienes fueron convocados por Perla Tun y a punto estuvieron de ser agredidos físicamente.

“Soy la presidente y decido que se ha agotado suficientemente el punto de Asuntos Generales”, con esta frase la alcaldesa de la Isla de las Golondrinas pretendió impedir las intervenciones de los regidores Manuel Villanueva Cárdenas y José Luis Chacón Méndez durante dicho punto de orden del día.

Ambos exigieron de manera airada que se les permitiera hacer uso de la palabra, pero Perla se negó, lo cual quedó plasmado en video, ya que la sesión era transmitida en vivo por Facebook.

Marco Antonio Loeza Méndez señaló que la sesión ya estaba dañada de origen debido a que la junta número 44 del 20 de junio Perla Tun incitó a “su pueblo” a reclamar a los regidores su inasistencia ese día.

A su convocatoria acudieron la noche del lunes 25 de junio, apenas un centenar de personas, grupo compuesto por empleados de Ayuntamiento, familiares y amigos de estos, así como otros funcionarios del primer círculo de la alcaldesa.

Luego de más de una hora de deliberaciones y aclaración de dudas, finalmente se votó por unanimidad a favor de implementar el programa de eficiencia energética que busca modernizar el alumbrado público con tecnologías de punta y reducir el monto de la facturación del consumo de energía eléctrica para el Ayuntamiento.

Los convocados por la alcaldesa, mostrando desconocimiento total del protocolo a seguir en una sesión de cabildo, irrumpieron en aplausos por lo que la propia Perla debió llamarlos a la compostura.

“Cuando un pueblo se une y exige, esto sucede. Quedó aprobado por unanimidad”, expresó la alcaldesa en tono triunfante y los aplausos continuaron. Instantes después se pasó al tema de “Asunto Generales” donde la quinta regidora, Aurora Santín, pidió el uso de la palabra.

La presidente de la Comisión de Espectáculos y Diversiones, Obras Públicas y Servicios Públicos sorprendió a todos al decir que ella no era la indicada en decir si era del bando de los malos y los buenos, si es honrada o no, y si la presidente Perla también lo es ya que esto lo decidirá el pueblo.

Recordó que un año y siete meses atrás se embarcó en un proyecto que hoy no tiene el Cozumel que soñó y que creyó. Recalcó en su intervención que hoy ve un Cozumel polarizado y divido en el que se quiere hacer creer que es labor de una sola persona el hacer el cambio.

No podemos estarnos peleando con medio mundo y esperar que Cozumel avance… el cambio no es posible. Se logra trabajando en equipo sociedad y gobierno. Vivimos en un lugar tan pequeño en el que más nos vale trabajar juntos que encontrarnos en las esquinas como enemigos. Yo no pelee por eso. Yo pelee por un Cozumel en el que todos estuviéramos juntos trabajando”, enfatizó.


Antes de que la transmisión en Facebook fuera cortada por el personal del Ayuntamiento, pidió a la alcaldesa respeto a quienes piensan diferente, que se les escuche y se les permita hablar.